15 años del Delta, la tormenta tropical que dejó un fallecido en Fuerteventura

0
1633

Entre el 28 y el 29 de noviembre de 2005, hace ya 15 años, Canarias vivió uno de sus momentos de más tensión con el paso de la tomenta tropical Delta. Durante aquellas 48 horas el viento llegó a oscilar entre los 140 kilómetros por hora y los 250 kilómetros por hora que se llegaron a registrar en el Teide. Las fuertes rachas causaron importantes destrozos, principalmente en las Islas más occidentales. Tenerife fue, no obstante, la más perjudicada.

Caos y oscuridad resumen lo vivido entonces por los canarios, pero con especial sensibilidad lo vivieron los tinerfeños, que tan solo 3 años antes, en concreto el 31 de marzo de 2002, habían sido testigos de una importante riada que ocasionó 8 muertos, 12 desaparecidos y decenas de heridos.


El Delta se cobró la vida de un hombre en Fuerteventura y seis inmigrantes subsaharianos que naufragaron en una patera a 200 kilómetros al sur de Gran Canaria. Además, también hubo que lamentar numerosos daños materiales. Tras el paso de la tormenta, algunos edificios quedaron «desnudos», pues las planchas o muros que componían sus fachadas, y las tejas de algunas casas, o bien salieron volando o se rompieron por el impacto de torretas o árboles. La incertidumbre vivida durante la noche del 28 al 29 de noviembre, se transformó a la mañana siguiente en tristeza. El paisaje que dejó la tormenta fue desolador. Cámara en mano, numerosos tinerfeños salieron de sus casas para hacer una valoración y retratar el dantesco escenario. Invernaderos prácticamente desparecidos y plantaciones perdidas (sobre todo en Güímar), naves destrozadas en los polígonos industriales de norte y sur de la isla, 150 contenedores afectados en el puerto de Snata Cruz de Tenerife y un remolcados hundido tras ser embestido por el JJ Sister. El Cabildo de Tenerife llegó a cifrar las pérdidas en 108 millones de euros.

Comentarios

comentarios