Minuto de silencio en señal de luto por la última víctima de la violencia machista en la Isla

El asesino confeso de su pareja en Fuerteventura ha declarado a lo largo del día de ayer ante la juez titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Puerto del Rosario. Tras pasar la noche en dependencias policiales, este viernes continúa con su declaración, destacando el examen forense al detenido y la reconstrucción de los hechos. «Me cegué totalmente» confesaba el acusado de origen dominicano y que ayer cumplía 33 años.

La muerte de Yessica Paola G.P. de 24 años eleva a tres el número mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas a lo largo de este año en el archipiélago.

Los hechos ocurrieron la madrugada del miércoles cuando un hombre acudía a la comisaría de la Policía Nacional de Puerto del Rosario señalando que había «matado» a su pareja.

Seguidamente, los agentes se trasladaron inmediatamente a la vivienda donde comprobaron que la mujer había recibido puñaladas en varias zonas de su cuerpo, como tórax, abdomen, espalda o brazos, que presuntamente le habrían hecho con un cuchillo de «grandes dimensiones» que los agentes encontraron en el interior de la vivienda.

Asimismo, los agentes encontraron en la vivienda a un niño de 6 años en estado de «shock», que sospechan habría presenciado el incidente, por lo que adoptaron las medidas de protección en estos casos.

Tras ser trasladada con urgencia al Hospital insular de Las Palmas en estado muy grave, fallecía pocas horas después.

El Cabildo de Fuerteventura presta apoyo psicológico a los allegados de la joven asesinada, en especial, de su hijo de seis años, que fue testigo del suceso, convencido de que «entre todos», se puede sacar adelante al niño.

Por su parte, el alcalde de Puerto del Rosario, Nicolás Gutiérrez, ha lamentado que se hayan cumplido las peores expectativas después de conocer que la joven no pudo sobrevivir a la agresión.

Además, ha reconocido la consternación existente en el municipio, «un lugar tranquilo donde no estamos acostumbrados a este tipo de episodios, pero desgraciadamente es una lacra que sufrimos toda la sociedad».

La presidenta de Renacer Violeta, Fabiola Espinosa, ha asegurado a los periodistas que en su asociación se ha vivido este episodio con «gran tristeza y dolor» y ha reconocido no haber tenido noticias de este caso ni de si la joven había realizado alguna denuncia.

FUENTE: EFE, LA PROVINCIA Y ELABORACIÓN PROPIA

Comentarios

comentarios