La actriz Antonia San Juan agotó todas las localidades en su actuación de ayer en el Auditorio insular de Fuerteventura en Puerto del Rosario. 560 personas disfrutaron de un variado número de de monólogos, cargado de momentos profundos, divertidos, absurdos y surrealistas, todo aderezado con humor y pretendiendo generar pensamiento crítico en el espectador.

Foto: Zukoabega Producciones

Como novedad, introduce elementos audiovisuales y canciones que ella misma interpreta, pretendiendo ofrecer una mirada realista de una sociedad en la que persiste el maltrato de género, la homofobia y la xenofobia.

Durante la obra, el público se involucra desde el primer instante con el personaje, identificando situaciones a las que uno se enfrenta en la vida, como la soledad, el amor, la enfermedad o la muerte; situaciones que además de provocar la risa del espectador hace que se cuestione los problemas que subyacen tras la realidad que ofrece.

Foto: Consejería de Cultura del Cabildo de Fuerteventura

La actriz se muestra muy crítica con la educación y la cultura que se ofrece a través de los medios de comunicación para idiotizar al espectador.

Una actuación sublime y portentosa, sin peros, donde San Juan brilló de principio a fin, desquitándose del capítulo carnavalero de Las Palmas, al cual hizo una breve mención durante la obra con el cariñoso aplauso de los asistentes.

«Mi lucha» es el tercer trabajo en solitario de San Juan, que ella misma dirige, después de «Otras mujeres» y «Las que faltaban».

Foto: Consejería de Cultura del Cabildo de Fuerteventura

Comentarios

comentarios