Acosta competirá con Santiago Pérez por el puesto de senador

0
338

La propuesta de Santiago Pérez para el Senado ha generado una nueva fricción en el PSOE. El predicamento del concejal de La Laguna nunca ha sido el mismo dentro que fuera de Tenerife. Menos aún desde que en 2011 abandonara la militancia socialista disgustado por la destitución, ordenada por Ferraz, de la cúpula del partido en la isla. Pero su regreso nueve años después –el PSOE lo anunció a comienzos de diciembre– se ha producido por la puerta grande. Tanto que los socialistas tinerfeños quieren que sea el sustituto de Pedro Ramos en la Cámara Alta. En las Cortes, el edil lagunero disfrutaría de la condición de aforado –privilegio de algunos representantes públicos, como congresistas o senadores, por el cual no pueden ser investigados o juzgados por tribunales ordinarios– justo cuando lo investiga el Juzgado de Instrucción número 1 de La Laguna por delitos contra la administración de justicia. En este contexto, el runrún de los que no tragan que el partido premie con un escaño en el Senado a quien salió del PSOE entre críticas y ha sido rival político en La Laguna es cada vez más perceptible. El primer peso pesado del socialismo canario en manifestarse en contra del aforamiento de Pérez fue Blas Acosta, secretario general del partido en Fuerteventura y presidente del Cabildo de esa isla .

Acosta fue muy claro al referirse a la posibilidad de que Pérez sea el sustituto de Ramos, quien ya ha formalizado su baja en la Cámara Alta por “motivos personales”. El máximo representante de los socialistas majoreros aseguró que no ve razonable que sea el nombre de un recién llegado al partido –por más que sea un regresado– el que se esté promocionando para representar a Canarias en las Cortes. No en vano, el escaño que ocupaba Ramos y ocuparía Pérez es uno de los tres de designación autonómica, uno de los tres que exigen que se pronuncie el Parlamento regional. “Dentro del Partido Socialista hay personas que han trabajado desde siempre; no me marcho cuando me interesa y vuelvo cuando me interese”, explicó Acosta. El secretario insular del PSOE de Fuerteventura –que es el primero en saltar a la palestra pero no el único que se opone a que Pérez sea senador– afirmó también que “en absoluto” se plantea la posibilidad de ser él quien sustituya a Ramos. “Ni me lo he planteado ni me lo han propuesto, ni una cosa ni la otra”, enfatizó.

El propio Blas Acosta recordó, no obstante, que la ejecutiva del PSOE de Canarias aún no ha tomado la decisión de a quién enviar al Senado. Es más, este asunto no estuvo sobre la mesa en la última reunión de la cúpula de los socialistas del Archipiélago, que se vio por última vez el pasado viernes. “En cualquier caso, será una decisión del partido, digo yo”, apuntó el dirigente insular. De hecho, desde la ejecutiva regional hicieron hincapié en que el máximo órgano de dirección del partido no se ha manifestado en sentido alguno. Y por mucho que la opción de Santiago Pérez se haya promocionado desde las filas tinerfeñas, “la decisión no está tomada”.

Ocurre, sin embargo, que en Tenerife se han movido con rapidez para que uno de los suyos releve a Ramos. Apenas dos meses transcurrieron entre el regreso de Pérez y su designación no oficial para poner rumbo al Senado. Una plaza ambicionada también en otras islas y para la que en los mentideros ha salido el nombre de Acosta.

 EL DÍA

Comentarios

comentarios