Acosta se plantea retirar las competencias a Lloret y Cerdeña por su ausencia al Pleno

0
548

El Presidente del Cabildo, Blas Acosta, ha declarado que tras la ausencia de los consejeros Sergio Lloret y Marcelino Cerdeña a la Sesión ordinaria del Pleno, ha provocado que el grupo de Gobierno contara con menos votos que la oposición.

Acosta ha asegurado que desconoce los motivos por los que tanto Cerdeña, Consejero de Agricultura, como el responsable de Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Coordinación con los Municipios y Servicios Generales, Sergio Lloret, no han asistido al Pleno convocado para hoy.

La respuesta por parte de la Presidencia del Cabildo ha sido prorrogar el presupuesto del 2020 que se encuentra en vigor, hasta que tengan los números suficientes de consejeros para realizar la votación, ahora que el equipo de Gobierno del Cabildo de Fuerteventura se ha quedado en minoría.

El Presidente señala que quienes pueden tener una «mayor idea» de la constitución de una nueva mayoría en el Gobierno insular son los dos consejeros ausentes. Acosta ha asegurado que «es probable» que retire las competencias a los consejeros en las próximas horas.

El viernes fue la última vez que el Presidente se reunía con el equipo de Gobierno y con los consjeros LLoret y Cerdeña, entre ellos, y señala que no hubo ningún planteamiento de desacuerdo por parte de los dos consejeros que hoy no han acudido al Pleno. Blas Acosta se encuentra «a la espera de explicaciones» por parte de ambos con los que todavía no ha podido contactar.

Blas Acosta añade que la oposición ha hecho su trabajo presentando enmiendas, y que no se ha planteado, porque no es algo que haya «pensado con anterioridad», pactar con ninguno de los dos grupos de la oposición, y subraya que habrá que preguntar por ello a Cerdeña y Lloret.

Por último ha añadido que tomará las decisiones en consenso con los demás miembros del equipo de Gobierno, pero asegura que la actuación de los consejeros tendrá «consecuencias» y entre otras medidas se plantea una moción de confianza.

«La realidad presupuestaria es complicada», asegura Acosta, que explica que el Bloque Canario de Financiación ha caído para todos los cabildos, y que contaban con un presupuesto inicial de, aproximadamente, 88 millones de euros, y a partir de ahí se ha utilizado la figura  de ida a crédito, teniendo dinero en cuenta corriente y pendiente de remanente.

«No es una cuestión de negociación sino de capacidad financiera», añade, y subraya que «el gobierno de la isla tiene los ingresos que tiene».

Comentarios

comentarios