Algunos profesionales rechazan la localización y la parte turística de Dreamland

0
965

El sociólogo, Cristian Sima , la bióloga, Fayna Brenes, el arquitecto Luis del Pozo, y el especialista en Medio Ambiente, Eduardo Vidarte, han manifestado en El Magazín de Onda Fuerteventura su postura en contra del macroproyecto cinematográfico Dreamland por su localización de «alto impacto ambiental» y se decantan por fomentar la parte de los «estudios audiovisuales y la formación audiovisual» y sobre todo, apuestan por incluir la participación ciudadana a este debate.

La bióloga, Fayna Brenes, desataca que es «fundamental» la diversificación de la economía, y que es un acierto apostar por la parte formativa, sin embargo, considera que la parte del proyecto que se basa en la construcción de un parque temático le resulta «desproporcionado y descabellado» y que «probablemente» sea el motivo que haya producido su rechazo por parte de las islas de Gran Canaria y Tenerife.

Además, añade que las producciones traen el personal de fuera y que fomentando la parte formativa del proyecto, el Cabildo insular podría establecer una cuota «para emplear al personal de aquí».

En la misma línea, el sociólogo Cristian Sima,manifiesta que «valora positivamente» la parte formativa del proyecto, pero ve «una parte negativa» que «ahonda» en el modelo turístico. 

«La zona que han elegido es privilegiada por su cercanía al circuito turístico» y subraya que «los datos de pobreza en Canarias son muy indicativos», ya que en años con récord de llegada turística, entre 2001 y 2018, «la pobreza se ha multiplicado por cuatro» en Fuerteventura, y «aquellas promesas» de reducción de pobreza y generación de empleo fueron «falsas» por lo que subraya la importancia de que la ciudadanía esté informada «para que se posicione».

Para el arquitecto Luis del Pozo, el proyecto no se plantea los intereses de a isla de Fuerteventura respecto al «entorno y el paisaje» y añade que este es «más importante» para la población «preservar, conservar, mantener y reforzar su entorno natural que es su mayor valor incluso de atracción turística».

Asimismo, el arquitecto añade que «no tiene q haber un problema respecto al uso en el Parque Tecnológico« porque el Ayuntamiento de Puerto del Rosario tiene un Plan General vigente que permite «cualquier tipo de modificación o adaptación» si resulta de utilidad pública.

Por su parte, el especialista en Medio Ambiente, Eduardo Vidarte, considera que el impacto que podría generar desarrollar Dreamland en esa ubicación es «crítico» ya que se trata de un paraje virgen y que construir ahí es «el camino directo a la destrucción del hábitat».

Vidarte señala que hay que atender a la «planificación ambiental» y explica que el suelo está dividido en «zonas residenciales» y «zonas peri-urbanas, donde se ponen los polígonos industriales y esto es la industria del cine», y subraya que ya existen los «núcleos tradicionales» en los que se podría desarrollar este tipo de actuaciones y evitar «actuaciones tan agresivas como esta» en aquellas zonas dónde se genere un mayor impacto. Además, señala que «los núcleos compactos son los más sostenibles y no dispersas impacto sobre el territorio».

Escucha la entrevista completa a continuación:

Comentarios

comentarios