ASCAV tira de la manta

0
347

¿Porqué tanta desidia por parte del Gobierno de Canarias en modificar el Decreto 113/2015 que regula la Vivienda Vacacional en Canarias como se prometió a ASCAV para amparar a las miles de familias canarias y a los clientes que las eligen? Porque nunca se ha pretendido que éste sea el fin.

Desde que se modificó en tiempo de descuento en las pasadas elecciones el Decreto que solucionaba el problema de los propietarios, que recordamos no es otro que cumplir una normativa y pagar impuestos, CC jugó claramente al despiste.  Cabe recordar, que el entonces Viceconsejero de Turismo, no era ni más ni menos que el ex-gerente de la omnipotente patronal hotelera de la provincia de Tenerife, única entidad que se opone frontalmente a la modificación para prohibir las VV en zonas turísticas y rústicas.

Mientras el partido se disculpaba y prometía la inminente modificación para «cumplir con la palabra del anterior Presidente», el Gobierno de Canarias ponía en marcha su maquinaria para satisfacer intereses de otra índole.

ASCAV puso inmediatamente el grito en el cielo, intuyendo y advirtiendo lo que finalmente está pasando hoy y lo que nos espera, que no es poco.

Pasamos a explicarlo: Aparte de excluirlas de las zonas turísticas y rústicas, un garrafal  «error» fue, que el Decreto aprobado ponía claramente en peligro lo que es el modelo de la vivienda vacacional al no limitar los servicios que se pueden prestar o lo que es lo mismo, evitar que inversores (se habla de extranjeros, pero también son los de aquí) compraran edificios enteros para dedicarlos al alquiler vacacional, con el atractivo de poder convertirlos legalmente en pseudo todo incluidos. Insistimos,  en todas las zonas excepto, de momento, las turísticas, donde ya se encuentran, contándose a su vez, con el beneplácito del Cabildo de Tenerife, en suelo rústico con uso de asentamiento rural.

¡¡¡¡Barra libre para todos!!!!. Y para colmo,  Hacienda abre la posibilidad de destinar dichas viviendas vacacionales a la RIC, siempre y cuando se presten servicios en las mismas, por lo que el negocio  para los grandes patrimonios será redondo.

Y cuando se terminen todas las promociones que se quedaron a medias, volveremos al «ladrillazo». Cabe recalcar, que el mayor intermediador de viviendas vacacionales en toda España, hoy en día,  son los fondos buitres y los bancos. Como ejemplo, ya en enero de 2016 se presentó a «bombo y platillo» una promoción de más de 400 villas en una isla no capitalina que se vendía con el fin de destinarlas al alquiler vacacional… Tampoco es un secreto que los hoteleros ya se están dedicando a este negocio.

Pero eso no es suficiente. Como existe una Asociación potente con un respaldo  social y empresarial del pequeño comercio, que consiguió que se votaran 2 PNL (Proposiciones No de Ley) en el Parlamento de Canarias y que incluso recurrió el Decreto junto a la CNMC ante el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (cuya sentencia está al caer) la maquinaria del Gobierno de Canarias y patronal hotelera tinerfeña, se pone nuevamente en marcha, promoviendo el descrédito de los propietarios particulares de viviendas vacacionales: «Los propietarios son todos unos ilegales y defraudadores que no pagan impuestos, que ponen  en peligro el modelo turístico, que destruyen empleo, son competencia desleal,  fomentan la «turismofobia»….y ahora viene lo mejor….. ¡Qué no hay viviendas para los residentes!»

Pero,  como a su vez sumamos muchos votos y hay que dar «una de cal y otra de arena», anuncian que:

«La regulación de las viviendas vacacionales es una oportunidad para primar la extensión social».

Pura demagogia cuando a las  miles y miles de familias que se dedican  desde hace décadas a la vivienda vacacional con éxito y que generan economía y empleo en sus entornos se  las ha dejado reiteradamente en la»cuneta».

¿Importa el turismo sostenible o que todos podamos beneficiarnos directamente del turismo? ¿Y qué hacer con los dos informes «fidedignos», absolutamente contundentes en esta materia a favor de la vivienda vacacional real que pagamos todos (36.000 €) con dinero público?

Una presentación que seguro quedará en el olvido al igual que los informes de la Cátedra de Turismo que apoyan las reivindicaciones de ASCAV. Y así, con todos los informes que se han presentado y que no interesan, por mera miopía u otros intereses. Tanto es así, que hasta importantes directores de cadenas hoteleras de Gran Canaria han hecho públicamente suyas las reivindicaciones de ASCAV.

Aún así y a pesar de todo lo expuesto, ASCAV sigue con la mano tendida al Gobierno de Canarias y dispuesta al diálogo para buscar una solución.  Pero eso sí, si se diera el caso, por favor Sr. Presidente, esta vez cumpla con su palabra.

Mientras tanto, nosotros los propietarios de viviendas vacacionales, seguimos sumando récords de ocupación y lo que es más importante, récords de satisfacción. Queremos hacerlo bien y para eso, formamos a nuestros propietarios en fiscalidad, márketing y comercialización.

Comentarios

comentarios