El concejales del Partido Popular de Antigua, Gustavo Berriel, América Brito, Sara García y Samuel Fránquiz, han visitado este martes las obras de la Escuela Infantil de Antigua que sigue deteriorándose y que se encuentra en lamentable estado de conservación. «Esta obra comenzó su construcción en 2010, debía estar acabada en 2011 y, desde entonces, sigue cerrada y a medio hacer, sufriendo actos vandálicos que han destrozado el cuadro eléctrico o cristaleras», denuncia el portavoz Gustavo Berriel.

«A pesar de que durante la campaña electoral de mayo todos los que hoy gobiernan Antigua aseguraron que esto era una prioridad, a día de hoy el grupo de gobierno de ALXAN, NC, AMF, CC y PSOE no han mantenido ni una sola reunión con el Gobierno de Canarias para agilizar la licitación», afirma Berriel.

En el mes de julio, el pleno de la corporación aprobó por unanimidad exigir a la Consejería de Educación que termine las obras de la Escuela Infantil de Antigua o que, en caso contrario, se financie con fondos propios la finalización de dicha escuela suspendiendo el convenio firmado con la Consejería de Educación. «Llevamos más de 10 años esperando por estas instalaciones», asegura Berriel, «y no es de recibo que se deterioren un Colegio a medio hacer que tiene presupuesto del Gobierno de Canarias y que no se ha acabado por la incapacidad en la gestión municipal y regional. Las madres y padres de este municipio necesitamos esta Escuela Infantil para conciliar la vida laboral y familiar».

La obra contó con una partida presupuestaria de 80.000 euros en el año 2018 mientras que en 2019 cuenta con 300.000 euros, gracias a una enmienda del Partido Popular a los Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2019. Sin embargo, la Escuela Infantil de Antigua sigue sin licitarse. «Es una dejadez absoluta con el dinero público en un servicio que es el más demandando por los padres y madres porque permite la conciliación laboral y familiar», reclamó Gustavo Berriel.

Comentarios

comentarios