Canarias cuenta con 17 millones de unidades de protección contra el Covid-19

0
247

El consejero de Sanidad, Blas Trujillo, repasó esta tarde en el Pleno del Parlamento regional las medidas puestas en marcha para hacer frente a las necesidades asistenciales derivadas de la pandemia de la COVID-19, entre las que se encuentra la contratación, durante el estado de alarma, por parte del Servicio Canario de la Salud de más de 2.700 trabajadores y trabajadoras, lo que ha supuesto un esfuerzo público sin precedentes indispensable para garantizar la atención sanitaria y las mejores condiciones laborales posibles para el personal. 

Trujillo intervino en tres ocasiones durante el Pleno a petición de distintos grupos parlamentarios para informar de las acciones previstas para la prevención y vigilancia epidemiológica del coronavirus en Canarias tras el inicio de la «nueva normalidad», los objetivos y líneas de trabajo de la Consejería para los próximos meses, así como sobre las medidas para la reactivación del sistema sanitario canario.

Al respecto, informó de que la sanidad pública canaria está preparada para hacer frente a los rebrotes o a una segunda ola del coronavirus, como ha quedado de manifiesto durante la pandemia.

Aseguró que se están afianzado los protocolos de detección del coronavirus, lo que permite detectar unos 200 casos sospechosos diarios que en un 97-98% arrojan una PCR negativa, al tiempo que se hace una adecuada identificación y seguimiento de todos los contactos estrechos. Sobre estos, de media se identifican y realiza seguimiento a unos 6-7 contactos estrechos por cada caso confirmado con capacidad de contagiar, la mayor parte entre convivientes. 

Otro de los aspectos destacados por Blas Trujillo durante su intervención es el cambio del perfil de los pacientes positivos desde hace un par de semanas, al detectarse un incremento de casos importados en personas migrantes en situación irregular y de casos sintomáticos que han dado lugar a algunos brotes de ámbito mixto (familiar-laboral).

Para hacer frente a los casos importados en personas migrantes en situación irregular, Blas Trujillo señaló que se han mantenido dos reuniones con la Delegación de Gobierno en Canarias y Cruz Roja y con el Centro de Coordinación Regional, así como se han establecido recomendaciones sobre las condiciones que deben cumplir las instalaciones donde se ubiquen a estas personas en aislamiento o cuarentena.

A estas actuaciones, añadió que se ha elaborado un protocolo del SCS que incluye la realización de PCR a todos los inmigrantes en cuanto estén filiados, siguiendo recomendaciones del Centro Europeo de Control de Enfermedades (ECDC) y del Ministerio de Sanidad.

Más «rastreadores»

Asimismo, desde el inicio de la «nueva normalidad» se han reforzado los equipos específicos de seguimiento de contactos estrechos (los denominados rastreadores) en Atención Primaria en cada isla, se han creado equipos de Enfermería de Enlace para el seguimiento y apoyo de las residencias de mayores y centros residenciales y se han reforzado los equipos en la Dirección General de Salud Pública para el verificación de los estudios de casos y sus contactos y el seguimiento de los especialmente complejos.

Respecto a la capacidad diagnóstica para realizar PCR en las Islas, además de los puntos fijosexistentes de extracción de muestras de exudado nasofaríngeo, el SCS ha adquirido equipamientos para realización de PCR en Atención Hospitalaria y se ha autorizado laboratorios privados para realizar pruebas diagnósticas (serología y PCR).

Contrataciones y material de protección

El consejero reconoció el importante esfuerzo realizado por los profesionales sanitarios durante las semanas críticas de la pandemia y aseguró que uno de los objetivos prioritarios fue dotarles de los medios de protección necesarios, en un escenario muy complicado para al aprovisionamiento a escala internacional. Al respecto, valoró el trabajo realizado por los equipos que le han precedido, que consiguieron realizar un importante acopio de materiales gestionando vuelos directos desde China.

En la actualidad, los hospitales y gerencias de Atención Primaria tienen en stock 17 millones de unidades de materiales de protección, de un total de 14 tipos de diferentes (batas quirúrgicas, gafas y pantallas de protección, mascarillas, buzos, kit de detección rápida, hisopos), a los que se añaden 732 respiradores. Todo ello proporciona un stock para al menos 8 semanas con medias de consumos equiparadas al momento peor de la pandemia. 

Respecto a la reactivación de los servicios sanitarios, señaló que se continúa con la implementación de medida para reorganizar y retomar la actividad asistencial hasta los niveles habituales y destacó que desde el 14 de marzo hasta el finales de junio se hayan atendido 1.517.649 de consultas telefónicas en Atención Primaria, además de otras 207.059 en Atención Especializada.

Comentarios

comentarios