CC teme un recrudecimiento de la crisis migratoria

0
36

Coalición Canaria-PNC mostró este sábado su preocupación por el
“fracaso” de las gestiones diplomáticas del presidente del Gobierno de
España, Pedro Sánchez en África, así como, por las negociaciones
fallidas del Estado con la Unión Europea que, apuntaron, podrían
condenar a Canarias a un recrudecimiento de la crisis migratoria, que
solo en los tres primeros meses de este año ha registrado un repunte del
117% en la llegada de pateras y cayucos.

De esta forma, los nacionalistas se refieren al “portazo” de Senegal a
la petición de Pedro Sánchez de reanudar los vuelos de repatriación
desde Canarias a Dakar como “el último episodio de una política
diplomática fallida” que engrosará la lista de estrepitosos fracasos
tanto en los países de origen de los migrantes que llegan a las Islas
como en el seno de la Unión Europea.

En el caso de Senegal, recuerdan los nacionalistas canarios, la ministra
de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, prometió el pasado mes de
noviembre que los vuelos de repatriación, que se mantienen suspendidos
desde 2018, se reanudarían con carácter inmediato. Se programaron tres
vuelos desde Tenerife a Dakar y los tres fueron cancelados en el último
minuto.

No obstante, la declaración firmada ayer por ambos presidentes, no
existe ni un solo compromiso para reanudar los mismos y Pedro Sánchez se
limitó a señalar a los medios de comunicación que era un asunto que se
había tratado en la cumbre, pero no fue capaz de avanzar una fecha. En
este sentido, desde CC-PNC recuerdan que en 2.020 llegaron a Canarias un
total de 4.539 senegaleses.

Según los nacionalistas canarios, este nuevo revés se suma a la ausencia
de avances en las relaciones con el país desde el que parte más de la
mitad (52%) de los migrantes que llegan a Canarias en pateras y cayucos,
Marruecos. La reunión de alto nivel entre ambos países es otro fracaso
de la política exterior de los socialistas. La cita,  programada para el
17 de diciembre, se aplazó a febrero de 2021 pero a día de hoy aún no
existe una fecha para que Sánchez se reúna con el rey, imprescindibles
para frenar la salida de embarcaciones de forma ilegal del país alauita.

De la misma forma, otro de los asuntos por lo que se hace necesario una
reunión al más alto nivel entre España y Marruecos, señalan los
nacionalistas carios, radica en la necesidad de restablecer los vuelos
de repatriación desde Canarias a Marruecos, suspendidos y a espera de
que Rabat autorice las conexiones aéreas con España, que fueron
canceladas hace varias semanas por la Covid19. De todas formas, los
vuelos se realizaban a cuentagotas y en cada avión solo se traslada a 20
migrantes en un proceso muy complejo por “las trabas de Marruecos y la
incapacidad diplomática de España”.

Coalición Canaria-PNC recuerda que frente a las decisiones adoptadas en
la crisis de los cayucos de 2006, la única vía de salida que existe para
impedir que los migrantes queden bloqueados en Canarias son los
traslados a la Península, pero “nos encontramos con la negativa del
Gobierno de España, que ha decidido convertir a Canarias en la mayor
cárcel para migrantes de Europa”.

En este contexto, los nacionalistas se hacen eco del último informe de
CEAR que reconoce que “la mayoría de las órdenes de devolución y
expulsión no se efectúan, debido a un sin fin de trabas burocráticas y a
la resistencia de los países de origen o de proveniencia de aceptar a
las personas migrantes de vuelta”, lo que certifica las intenciones del
Estado de retenerlos en Canarias de forma indefinida en macrocentros.

Asimismo, desde CC-PNC señalan como otro de los grandes fracasos de
España “al nulo avance de sus gestiones para instar a la Comisión
Europea y al resto de países de la UE a autorizar un sistema de reparto
solidario de las plazas de acogida entre los países miembros,
garantizando un sistema justo de acogida basado en la solidaridad
interterritorial en la Unión Europea”.

En este aspecto, apuntan al citado informe de CEAR que aclara que “la
política de contención de las personas migrantes en la frontera
exterior, promovida por la Unión Europea y experimentada con
anterioridad en Grecia y en relación a la libertad de circulación de
solicitantes de asilo en Ceuta y Melilla, ha vuelto a poner toda la
carga de la gestión migratoria en el punto de llegada, en este caso en
Canarias, quebrando los principios de solidaridad territorial y de
gestión unificada a nivel estatal de la cuestión migratoria”. En
definitiva, señalan los nacionalistas “dejando sola a las Islas en la
gestión de un drama humanitario que se recrudece cada día”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here