La Asociación de Vecinos Los Hornos de Cal ha vuelto a la actividad, no sólo con su oferta formativa (hasta 15 euros al mes clases de tai chi, idiomas y refuerzo educativo), también con la labor de ‘vigilancia’ al cumplimiento de los proyectos municipales, un objetivo que inicialmente era una herramienta para vigilar y presionar a los políticos para el traslado de la Central Eléctrica del Barrio de Los Pescadores y que ha terminado convirtiéndose en una Agrupación Ciudadana con aspiraciones políticas y a la que invitan a participar a todos los vecinos del municipio.

Mariola Ceballos y Óscar Hernández participaron en El Magacín de Nuria González para recordar que este proyecto, el traslado de la Central Eléctrica, precisa una colaboración necesaria y constante de la ciudadanía y las instituciones.

Todos los grupos políticos del Parlamento de Canarias respaldaron en diciembre del 2017 por unanimidad una iniciativa de la nacionalista Nereida Calero destinada a trazar un cronograma que permitiera poner fecha al traslado de la central eléctrica fuera del barrio de El Charco, en un emplazamiento consensuado con las instituciones y que no genere molestias al entorno.

Mariola Ceballos y Óscar Hernández recordaron en Onda Fuerteventura que tras ese ‘gesto ‘ de los parlamentarios no han recibido ninguna notificación, ni siquiera cuando han denunciado al Seprona los vertidos que terminan en el mar. Un hecho que ha forzado a los vecinos desembolsar la analítica en unos laboratorios independientes para conocer su procedencia y efectos. La Asociación, por tanto, mantiene el objetivo de planificar en un plazo razonable este traslado es perfectamente asumible.

El Ayuntamiento de Puerto del Rosario mostró su queja por el grado de contaminación que los vecinos tienen que soportar por deficiencias en el funcionamiento de la central eléctrica, unido a su cercanía al núcleo poblacional, pero no ha vuelto a reunirse con los vecinos desde entonces para buscar alternativas sobre el traslado.

 

Comentarios

comentarios