Cierra el conocido Kiosko de la Iglesia tras 31 años de actividad

0
15763

Decir del quiosco de Orlando que lleva ahí toda la vida es una expresión literal prácticamente para todos: hay que tener más de 30 años para haber conocido y recordar ese espacio del centro de Puerto del Rosario todavía sin el histórico punto de venta de prensa y bebidas.

El Kiosko de la Iglesia podría terminar su actividad durante estos días. Orlando Darias echará este lunes el cierre al quiosco que regentó durante 31 años, más de un cuarto de siglo en la Plaza de la Iglesia de Puerto del Rosario, el único que todavía permanecía abierto en el centro de la capital majorera.

Ni Orlando ni su familia se imaginaron que, treinta y un años atrás, se haría cargo del Kiosco. “Desde que tenía 17 años estoy al frente de este negocio, y por él, he visto pasar varias generaciones, antes eran los padres y ahora son los hijos los que vienen”, asegura. Regentar un negocio de este tipo supone muchas horas de trabajo, incluidos domingos y festivos. Allí hemos podido disfrutar de ‘un cortao’ leyendo el periódico del día, un bocadillo de jamonilla en el desayuno o un platito de queso fresco con el quintillo del mediodía, «el goteo de clientes siempre ha sido constante» , afirma. El Kiosko también ofrecía tabaco, golosinas y snaks, un tipo de productos cuya venta fue a menos en los últimos años.

Con el paso de los años y los múltiples encuentros culturales y festivos, el “Kiosko de Orlando” ha logrado convertirse en un emblema de la capital majorera. Orlando y su equipo han dinamizado la vida cultural con sus multitudinarias fiestas, una cita a la que pocos faltaban, sin perder su identidad: un punto de encuentro diario que frecuentan representantes políticos, empresarios, vecinos o turistas.

En estos momentos la continuidad del proyecto peligra. A las dificultades que entrañan las restricciones impuestas por la pandemia y su nueva normativa se une la decisión de la entidad propietaria, la Iglesia de Puerto del Rosario, dispuesta a echar el cierre y no continuar con una actividad que ha sabido adaptarse a los tiempos y resistir durante 31 años. El lunes 18 de Orlando pondrá fin a más de 30 años de actividad.

Cultura y encuentro

Pero también el compromiso de Orlando con la cultura se ha hecho patente en los últimos años con infinidad de actos culturales, conciertos y eventos carnavaleros o festivos de la capital, “Orlando ha llegado a puntos que la administración pública no ha sido capaz, fundiendo a todas las edades y condiciones, con respeto y orden absoluto”, afirma Jorge Sastre conocido vecino de la capital y cliente habitual.

Ese mundo fascinante de las fiestas populares en la calle tuvo entre las paredes de ese mágico cubo su particular paraíso. Ahora, ya solo será un recuerdo. Puerto del Rosario no será igual sin el kiosko.

Comentarios

comentarios