La Guardia Civil ha denunciado a cuatro personas por pesca ilegal y marisqueo en época de veda en Fuerteventura. Se les atribuyen varias infracciones a la Ley de Pesca de Canarias y les fueron intervenidos en total 29 kilogramos de diferentes especies.

Los componentes de la Patrulla Fiscal y de Fronteras (PAFIF), con motivo de la intensificación de servicios para la protección de especies protegidas en la isla de Fuerteventura enfocada para evitar la pesca y marisqueo ilegal, localizaron a cuatro personas que procedían de la costa de Tindaya, en La Oliva, con un total de 29 kilos de diferentes especies.

De las especies intervenidas se hallaron 24 kilos de Sparisoma cretense (comúnmente conocido como viejas) estando solo permitido la captura de cinco kilogramos por persona y día en el caso de la pesca recreativa.

Además, se les interceptaron unos dos kilogramos de pulpo, del que está prohibida su captura en días distintos a los festivos, sábados o domingos, siendo además una de las piezas incautadas un inmaduro de 500 gramos.

Por último, se intervinieron tres kilogramos de mejillones, especie esta que se encuentra actualmente en periodo de prohibición de captura por veda.

Se da la circunstancia de que además dos de los infractores tampoco tenían la licencia de pesca correspondiente.

Todas las denuncias, formuladas el pasado 8 de agosto, serán remitidas a la autoridad competente encargada de los correspondientes expedientes sancionadores administrativos a la Viceconsejería de Pesca del Gobierno de Canarias.

El género intervenido fue entregado en una asociación benéfica de Puerto del Rosario.

Comentarios

comentarios