El Cabildo de Fuerteventura es escenario hoy de la presentación del libro “La cabra de costa de Fuerteventura, una aproximación desde la etnografía” a partir de las 17.00 horas en el Salón de Plenos del Cabildo de Fuerteventura. Estarán presentes, además de los autores, el consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, Narvay Quintero, el presidente del Cabildo, Marcial Morales, y el director general de Ganadería, Cristóbal David de Vera.

Para conocer todos los detalles de esta obra, la primera de una trilogía que se irá presentando paulatinamente tan pronto culminen los trabajos de documentación de los autores, recibimos al Director General de Ganadería de Canarias. Hablamos sobre la ayudas del REA, la situación del sector primario El Consejo de Gobierno autorizó ayer la modificación del Régimen Específico de Abastecimiento (REA) para garantizar productos como la carne de pollo y la alimentación para la ganadería de las Islas debido a que se habían agotado las cantidades asignadas. Los cambios realizados en el balance sólo tendrá efectos hasta diciembre de este año.

El Director General de Ganadería, David de Vera, explicó que las modificaciones introducidas garantizan los cereales para la alimentación animal como cebada, avena y maíz, además de alfalfa, ya que estos productos se habían agotado debido, entre otros motivos, al incremento de la cabaña ganadera de las Islas. Por ello, las ayudas REA se incrementarán para 10 millones de kilos más de lo inicialmente previsto en el caso de los cereales, mientras que la alfalfa y el raigrás aumentará en tres millones de kilos. La carne de pollo congelada aumentará en dos millones de kilos y los aceites vegetales para consumo directo tendrá ayudas para dos millones de kilos más.

David de Vera indicó que estos cambios supondrán mover 1,2 millones de euros y que el 60% se dispondrá ahora y el 40% en el mes de noviembre para que se beneficien también los pequeños ganaderos.

Las partidas y ayudas que varían en el balance del REA se detraen de las referidas a carne de bovino fresca y refrigerada, la carne de bovino congelada, la carne de porcino congelada para consumo directo y la leche y la nata concentrada. También se ve afectada la papa de siembra que llega de Europa y las conservas de fruta.

Comentarios

comentarios