El I Congreso de Seguridad y Prevención en el litoral de Canarias, con más de 300 participantes, contó con la voluntad de crear un equipo multidisciplinar para trabajar con el objetivo común de reducir la cifra de ahogamientos en las islas. Allí se desplazaron una delegación de Fuerteventura de Seguridad y Emergencias, con e Coordinador Francisco Torres, para trata de resolver el elevado índice de ahogamientos que se producen en las costas canarias.

Puedes escuchar la entrevista realizada en El Magacín de Onda Fuerteventura. Tras dos días de análisis con profesionales del sector del socorrismo y salvamento, empresas privadas e instituciones y entidades, han coincidido en aunar fuerzas para lograr entre todos disminuir las cifras de ahogamientos en Canarias, además de contribuir, a través de la formación, en mejorar conocimientos que ayuden en la prevención.

Al menos 141 extranjeros han sufrido ahogamientos en Canarias desde 2015, con 66 fallecidos

Estas fueron algunas de las aportaciones que han hecho personas relacionadas con la seguridad en el ámbito acuático durante el I Congreso de Seguridad y Prevención en el litoral de Canarias.

Más de un centenar de bañistas extranjeros han sido víctimas de un accidente acuático en Canarias entre 2015 y el 12 de octubre de 2017; en concreto, han sido 141 los extranjeros accidentados, procedentes de 22 países diferentes.

Del total de extranjeros accidentados, 66 fallecieron. La mayor cifra de víctimas mortales de estos siniestros corresponde a los alemanes, con 20, seguidos de británicos (8), franceses (5), polacos y suizos (3 cada uno), según los datos estadísticos elaborados por la plataforma para la prevención de accidentes acuáticos Canarias, 1.500 Km de Costa.

Esta organización matiza que la cifra «es, en realidad, aún mayor, ya que solo se han contabilizado los afectados identificados», y puntualiza que solo el apartado de nacionalidad «desconocida» de los fallecidos, asciende a un total de 71 personas en el periodo citado.

En cuanto a las principales causas de estas muertes, las relacionan con las imprudencias y el desconocimiento, «especialmente no hacer caso a la bandera roja, bañarse en playas sin vigilancia y adentrarse en la peligrosa corriente de resaca».

Del total de personas identificadas que perdieron la vida en el medio acuático en Canarias entre 2016 y el 12 de octubre de 2017, el 70% era de origen extranjero.

Octubre es cuando se inicia la temporada alta en Canarias, periodo en el que el turista internacional ocupa la mayor parte de las plazas hoteleras y extra hoteleras en las Islas.

La campaña Canarias, 1.500 Km de Costa, auspiciada por el Cabildo de Gran Canaria, tiene como objetivo paliar estas cifras de siniestralidad y, según sus organizadores, está «teniendo una creciente respuesta» de los operadores del sector turístico.

Comentarios

comentarios