Del hospital, ¿a la cárcel este lunes?

0
1294

Josefa Hernández recibía este viernes a última hora de la tarde el alta hospitalaria en Fuerteventura. Ahora, se estudia la posibilidad de retrasar su ingreso en prisión hasta este lunes o si debe hacerlo ya este sábado. Esta abuela de 62 años con tres nietos y dos hijos a su cargo debía ingresar este viernes en la cárcel de Tahíche, por no haber acatado la sentencia que la obligaba a demoler su casa, construida en una zona protegida. Sin embargo, cuando se disponía a tomar el barco en dirección a Playa Blanca desde Corralejo, sufría un desmayo teniendo que ser trasladada al centro de salud de la localidad, para ingresar más tarde en el hospital.

Allí, según explica el consejero de Nueva Canarias que iba a acompañarla a Lanzarote y ha permanecido después en el hospital, Alejandro Jorge Moreno, le han diagnosticado «un fuerte cuadro de ansiedad». Además, también ha sufrido una «subida de tensión», agrega Andrés Briansó, portavoz de Podemos en el Cabildo de Fuerteventura. Ambos consejeros han permanecido en el hospital con Josefa durante la tarde, entre otros, junto con miembros de su familia y de la PAH.

Josefa, que es diabética e hipertensa, inició una huelga de hambre hace dos días para reclamar no entrar en prisión y ha pasado esas noches frente a la Dirección Insular del Gobierno en la isla majorera. Aunque a última hora de la tarde de este viernes todavía no había comido y aún no había decidido si dejaría su huelga de hambre, sí han conseguido «convencerla» para que esta noche la pase en casa con su familia, ha explicado Briansó. «Se muere por ver a sus nietos», agrega el consejero.

Estudian retrasar su ingreso en prisón hasta el lunes


El consejero de Podemos ha señalado a última hora de la tarde de este viernes que «lo más factible» es que Josefa coja el ferry hacia Playa Blanca este sábado por la mañana. No obstante, su abogado estaba estudiando también la posibilidad de retrasar esa entrada en Tahíche hasta este lunes.

Además, el letrado ha presentado este viernes por la mañana una solicitud en el Juzgado, pidiendo la suspensión del ingreso en prisión. «Ya se presentó una en su momento que fue denegada porque la jueza entendió que la condenada no tenía ninguna voluntad de resarcir el problema porque no había tirado la casa», explica Briansó, que agrega que «quizás el problema es que no se argumentó bien para explicar que si tiraba la casa no tenía a dónde ir con su familia». Ahora, el letrado que representa a Josefa ha presentado una nueva solicitud con la esperanza de que se resuelva de forma favorable y esta abuela no tenga que ingresar en la cárcel.

EFE

Comentarios

comentarios