Detenido tras ser pillado “in fraganti” robando en un hotel de Las Playitas

1073
  • Se ha procedido a la detención de una persona como autora de los hechos y a la recuperación de la casi totalidad de los objetos sustraídos
  • También se detuvo a otra persona como presunta autora de un delito de receptación, al adquirir parte de los objetos robados

 09 de febrero de 2018. La Guardia Civil del Puesto de Gran Tarajal, en el municipio de Tuineje,  ha procedido el pasado día 04 de febrero a la detención de un hombre de iniciales C.H.L. de 48 años de edad como presunto autor de tres delitos de hurto junto a dos delitos de allanamiento de morada, todos ellos cometidos en un complejo hotelero de la localidad de Las Playitas.

Inicio de la investigación

Tras la interposición de la primera de las denuncias el pasado día 29 de enero, informado sobre la sustracción de diversas prendas de ropa deportiva de un apartamento, le siguió otra denuncia el día 03 de febrero por la sustracción de diverso material deportivo valorado en casi 11.000 euros.

Los delitos se cometieron cuando los moradores de las habitaciones abandonaban la misma,  de tal forma que al ubicarse las mismas en una planta baja, el autor accedía al interior abriendo una de las ventanas correderas que no estaban convenientemente cerradas, sin necesidad de realizar forzamiento alguno.

Sorprendido

Ante tal situación la Guardia Civil reforzó la vigilancia en la zona, observando una patrulla de servicio a una persona -de conocidos antecedentes policiales- que salía de uno de los apartamentos del complejo; ante lo sospechoso de la situación los agentes lo identificaron, comprobando como el mismo portaba un dispositivo informático portátil tipo Tablet,  así como diversas joyas de plata que acababa de sustraer del citado apartamento, procediendo por ello a su inmediata detención.

Que al ser sorprendido “in fraganti”, el detenido acabó confesando en dependencias policiales su implicación en los delitos cometidos con anterioridad, colaborando en la devolución de los elementos sustraídos, recuperados casi en su totalidad.

Sin embargo algunos de ellos ya habían sido vendidos a una tercera persona que fue identificada como G.G.P , de 36 años de edad  la cual resultó igualmente investigada por un delito de receptación, haciendo entrega inmediata de los efectos que había adquirido.

Los efectos recuperados fueron devueltos a sus legítimos propietarios, mientras que el detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de los de Puerto del Rosario, quien decretó el ingreso en prisión.

Delito de receptación

La compra de productos sustraídos, además de constituir un posible delito de receptación –penado con penas de prisión de 6 meses a dos años-,  podría incentivar la comisión de este tipo de hechos delictivos.

 

Comentarios

comentarios