Educación aplaza el pago de las matrículas universitarias hasta el 30 de mayo

0
178

La Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, ha informado hoy miércoles, 23 de abril, del aplazamiento de la fecha límite para el cobro de las cantidades correspondientes al sexto plazo de la matrícula universitaria que se encuentre pendiente de pago hasta el 30 de mayo de este año, quedando fuera de esta medida los casos de morosidad. Así, el alumnado de las universidades públicas canarias dispondrá de un mes más para el abono de este concepto, que anteriormente estaba establecido hasta el 30 de abril.

La regulación de los plazos correspondientes al pago de la matrícula para el curso académico 2019-2020 se recoge en el Decreto 79/2019, de 13 de mayo, por el que se fijan y regulan los precios públicos, por la prestación de servicios académicos y administrativos, de las universidades públicas canarias. Sin embargo, esta norma fue modificada por el artículo 33.1 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, que resulta igualmente aplicable a las deudas de Derecho Público de carácter no tributario. A su vez, el Real Decreto-ley 15/2020, de 21 de abril, de medidas urgentes complementarias para apoyar la economía y el empleo, modifica las referencias temporales que el citado Real Decreto-ley 8/2020 situaba en el día 30 de abril por la referencia al día 30 de mayo de 2020.

Asimismo, cabe recordar que la Consejería, a través de la Dirección General de Universidades, y las universidades públicas canarias propusieron esta semana un plan de medidas urgentes dirigido a paliar los efectos de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19 en el rendimiento académico del alumnado universitario, comunicado a sendos Consejos Sociales y que se encuentra a la espera de su visto bueno.

Estas acciones, que cuentan con el apoyo de la Agencia Canaria de Calidad Universitaria y Evaluación Educativa (ACCUEE), de los Consejos de Estudiantes de las dos universidades públicas del Archipiélago, se sustentan en dos pilares, que ningún alumno o alumna pierda el curso como consecuencia de la crisis, y en evitar que ésta suponga un sobrecoste académico al estudiantado ni a sus familias.

Las medidas propuestas pasan por eximir total o parcialmente del pago de matrícula al alumnado que no pueda hacer frente a su abono y se acuerda que no se contabilizarán las convocatorias perdidas en el presente curso a ningún efecto. Además, se libra al estudiantado que no cumpla los requisitos académicos establecidos en la convocatoria de becas 2019/2020 de la obligación de devolver dicha ayuda.

Por otro lado, el Gobierno de Canarias se compromete a estudiar medidas para paliar los efectos de esta crisis sanitaria en la próxima convocatoria de becas universitarias.

Comentarios

comentarios