Educación prepara la vuelta a las aulas con la incertidumbre de cuántos estudiantes acudirán

0
715

La consejera, María José Guerra, mantendrá esta semana distintos encuentros con distintos interlocutores de la comunidad educativa para determinar, tanto el cierre del curso escolar 2019/2020, como la vuelta a las aulas en septiembre.

La consejera de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, María José Guerra, h​a mantenido hoy martes, 5 de mayo, una reunión con las organizaciones sindicales canarias con la que se inicia la ronda de encuentros con distintos interlocutores de la comunidad educativa del Archipiélago para afrontar el cierre del curso escolar y organizar el inicio del próximo.

El objetivo de estas citas – tras reunirse ayer con miembros del Consejo de Estudiantes de la Educación Superior de Canarias, mañana con las plataformas de directoras y directores de centros educativos de Secundaria y de Infantil y Primaria, el jueves con la Federación de las Asociaciones de Madres y Padres (AMPAS), y el viernes con las asociaciones de centros privados de Educación Infantil- es determinar cómo se cerrará el curso 2019/2020 y cómo se abordará la vuelta a las aulas​ el próximo mes de septiembre en base a dos circunstancias, esto es, que exista o no una vacuna para el COVID-19 antes de que comiencen las clases, y con el propósito de garantizar que esta se produce con todas las garantías de seguridad para el alumnado y profesorado de las Islas.

En el marco de la Mesa sectorial celebrada esta mañana con los sindicatos y la directora general de Personal, Marisol Collado, la consejera pidió la colaboración de las organizaciones sindicales para “la cogobernanza, es decir, para afrontar juntos y sin prisas, con decisiones planificadas, un momento que es decisivo para el presente y futuro de la educación en Canarias”. Los representantes sindicales aportaron sus propuestas entre las que se encuentran, entre otras iniciativas, la puesta en marcha de experiencias pilotos de reincorporación para evaluar los efectos de la desescalada, e insistieron en la necesidad de reducir la incertidumbre con instrucciones claras para los equipos directivos y el personal docente, así como de apoyar al profesorado, cuya labor es, sin duda, determinante en este proceso.

Guerra explicó que esta crisis sanitaria provocado por el COVID-19 ha derivado en un nuevo modelo educativo que requiere de nuevos protocolos de actuación. En este sentido, la consejera informó de que se ha articulado un grupo de trabajo compuesto por representantes de las distintas direcciones generales de la Consejería para afrontar con garantías esta nueva situación que, como recordó, afecta a otras muchas cuestiones de índole social como la conciliación familiar.

Durante la reunión, Marisol Collado se refirió a “los próximos procedimientos de interés para el personal docente que se reactivarán próximamente” desde esta dirección general, entre los que destacó la Resolución  de Licencias y Permisos -un texto que surge de la necesidad de adaptar la normativa autonómica a la estatal y que contará con novedades en materia de Igualdad-; la de Comisiones de Servicio (actualmente paralizada por el actual estado de alarma); y un nuevo anexo de titulaciones que hace referencia a las especialidades para impartir docencia. Estas cuestiones se retomarán mañana, cuando está previsto que continúe el encuentro con los sindicatos.

Comentarios

comentarios