Entre Mares: «No es tiempo de políticas migratorias regresivas ni en el internamiento»

0
215

Desde la Asociación Socio-Cultural Entre Mares queremos expresar nuestro dolor y
solidaridad con las familias de las tres personas que fallecidas en su intento de alcanzar
las costas canarias el pasado viernes. Y expresar nuestro deseo de una pronta
recuperación de las personas ingresadas en estado crítico en diferentes centros sanitarios
de Gran Canaria.

La pandemia del coronavirus enmascara la cifra de más de 1.200 migrantes muertos en
el primer semestre de 2020. A los que habría que sumar los más de 50 fallecidos en los
meses de agosto y septiembre en la ruta migratoria canaria. Que podrían ser muchos
más según datos la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

La irrupción de la pandemia del coronavirus y los cierres fronterizos no han hecho más
que aumentar los riesgos que sufren los migrantes durante sus travesías en un contexto
en el que el apoyo humanitario y el rescate son cada vez menos accesibles.

Últimamente han coincidido diversas medidas y anuncios en políticas migratorias, tanto a
nivel del Estado español como a nivel europeo, que afectan negativamente a los derechos
humanos, a los derechos fundamentales y a los principios democráticos de nuestra
sociedad. De una parte las propuestas de la Comisión Europea que ofrecen una
solidaridad con precio, más retornos y más rápidos a los países de origen de los
migrantes o a terceros países y de otra, la medida adoptada por el Ministerio del Interior
de la reapertura de los Centros de Internamiento (CIEs) en las mismas condiciones que
motivaron su cierre. Una medida profundamente injusta, arbitraria, aleatoria y que no
tiene en cuenta las situaciones de vulnerabilidad particulares. Medidas todas ellas con
una justificación y un discurso que siguen criminalizando a la inmigración y mostrándola
como una cuestión ajena a nuestra realidad.

La regulación de los flujos migratorios, así como la acogida no se solucionan con
acusaciones mutuas entre el Estado Español y el Gobierno de Canarias, ni con llamamientos demagógicos al cierre de fronteras y a la limitación de la población
migrante, ni con la puesta en marcha de leyes policiales y de un nuevo pacto europeo
sobre migraciones cuya idea central es una gestión fronteriza más eficaz (agilizar los
procesos de expulsión) y una solidaridad previo pago. Blindando Europa del peligro de
seres humanos que tan solo buscan un futuro digno para ellos y los suyos.

Desde Entre Mares apostamos por una regulación de flujos y la canalización de la
inmigración hacia Europa de manera ordenada, pero a su vez reiteramos que
salvaguardar las vidas humanas es prioritario ante cualquier control de fronteras y ante el cumplimiento de cualquier ley de extranjería. No es tiempo de pensar en políticas
migratorias regresivas ni en el internamiento como demostración de fuerza.

Desde Entre Mares exigimos:

– Directrices comunes europeas en materia de inmigración con respeto a las
convenciones y tratados internacionales en materia de derechos humanos.
– Políticas de cooperación al desarrollo local en África e iberoamérica.
– El cese inmediato de los discursos políticos alarmistas, xenófobos y racistas que
generan miedos e incertidumbre en la población.

Entre Mares hace una llamada a la responsabilidad de la Unión Europea, el Estado
Español, el Ejecutivo Canario y reclamamos ámbitos de diálogo tendentes a elaborar, desde el consenso más amplio posible, políticas humanitarias, efectivas y realistas de la inmigración, que superen visiones equivocadas y que faciliten una entrada regular con visado y contrato de trabajo y la integración social de las personas migrantes que residen en Canarias.

Comentarios

comentarios