El club Hijos del Mar es el futuro del Campeonato Mundial de Windsurfing y Kitesurfing

0
445

Setenta niños residentes en el municipio de Pájara se preparan desde hace un año para convertirse en los futuros profesionales de los deportes acuáticos. Pertenecen al club Hijos del mar donde aprenden surf, kiteboarding y windsurfing, aunque las distintas disciplinas deportivas que en la escuela han querido unificar baja la misma denominación.
El Hijos del Mar nació con el objetivo de abrir la puerta a la vocación de los jóvenes majoreros, que encuentran así una oportunidad de profesionalizarse en los deportes náuticos. Pero llegar a lo más alto no es tarea fácil.

El material de estas disciplinas deportivas es especialmente costoso y es la colaboración de los clubes de la zona lo que les permite seguir aprendiendo. De hecho, son las escuelas radicadas en el municipio de Pájara, como Mistral, Surf Adrenalin, o René Egli, entre otras, las que prestan de forma desinteresada el material. «Sin su ayuda de las escuelas no podríamos seguir evolucionando. Nos prestan sus tablas, las velas o las cometas y nos ayudan en el mar. Incluso los socorristas de las escuelas se desviven por ayudarnos cuando entrenamos en la playa», asegura Roberta Trocchio, su fundadora.

Clases magistrales. El proyecto acoge niños a partir de cinco años que estos días asisten ilusionados al espectáculo que sus ídolos ofrecen en la playa de la Barca. Acuden cada día para estudiar las mejores maniobras y para seguir de cerca a los números uno del mundo, de quienes tienen la fortuna de aprender mientras disfrutan a la vez de un espectáculo de alto nivel.
Un compromiso con el deporte que los propios competidores valoran, ofreciendo incluso clases magistrales a los pequeños de manera desinteresada. Es el caso de Ariel Corniel, el conocido kitesurfista dominicano, actual número quince en la clasificación mundial de la VKWC y que estos días aprovecha las jornadas de entrenamiento para pasar un rato con los pequeños. «Para mí es un placer hacerlo, ya que yo empecé de la misma forma que ellos y sé lo importante que es que te echen una mano».

Comentarios

comentarios