El alcalde de Puerto del Rosario, Juan Jiménez, participó este jueves en la segunda entrega de Los Desayunos del Mirador. Manuel Riveiro hizo un repaso con el regidor capitalino por los principales temas de interés para el Municipio.

El proyecto del nuevo paseo marítimo que unirá la zona de los pozos con el Hotel El Mirador, en Playa Blanca, podría estar finalizado en cuatro años, aunque el convenio presentado este miércoles por el consistorio capitalino contempla la posibilidad de prorrogar los trabajos durante cuatro años más. “Con este paseo marítimo entendemos que, por un lado, se va a generar mayor vida vecinal, y por otro, se activará la actividad socioeconómica, porque proliferarán negocios de distinta índole, como bares y cafeterías”, explicó el alcalde.

La obra será financiada por el Ayuntamiento de Puerto del Rosario con 2.943.527,48 euros, en base a diferentes líneas de financiación, provenientes del Plan de Infraestructuras y Calidad Turística del Gobierno de Canarias y el Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan) coordinadas por el Cabildo de Fuerteventura y el Ministerio de Sostenibilidad de la Costa y del Mar, con un importe de 1.805.873, 85 euros.

En materia de obras, el Ayuntamiento prevé realizar una serie de intervenciones “con el fin de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”. Entre ellas, los trabajos en Primero de Mayo, que han causado el descontento de los vecinos y comerciantes de la zona, que finalmente no se pondrán en marcha hasta que finalice la campaña de Navidad y que consistirán en el desmonte delos pequeños montículos que hay en algunos puntos de la calle y el pulido de una zona que presenta rugosidades que genera incomodidad a ciertas personas con problemas de movilidad.

Otro de los proyectos que va a sufrir modificaciones es el de la calle Juan de Bethencourt. “Va a caer en el olvido, hay un acuerdo entre Cabildo y Ayuntamiento y finalmente no se va a retirar las palmeras, eso sí, se adecuará la zona de aparcamientos sin que afecte a la vegetación existente en esta calle”.

La carencia de personal fue otro de los temas tratados durante Los Desayunos del Mirador. El alcalde reconoció que el mayor problema que tiene el ayuntamiento es la carencia de personal y es extensible a muchos departamentos que requieren de más técnicos de los que en la actualidad no se dispone. “Uno de los objetivos de la nueva corporación es habilitar muchas plazas en distintos departamentos. Queremos avanzar paulatinamente para que la plantilla se vaya completando, por ejemplo, en la policía local que contamos con algo más de la mitad de los 92 o 93 efectivos que deberíamos tener”.

El edificio del Ayuntamiento es, a juicio del propio alcalde, otro de los elementos que hay que actualizar. “Las instalaciones de las casas consistoriales se han quedado obsoletas. Puerto del Rosario ha ido creciendo de manera intensa en las últimas tres décadas y el Ayuntamiento no ha ido al unísono de este crecimiento. Hay que hacer un nuevo edificio y nosotros iniciaremos todos los trámites”.

Manuel Riveiro aprovechó la presencia del alcalde en la cúpula del Hotel El Mirador para preguntarle sobre la central eléctrica de Las Salinas, en el barrio de El Charco. Juan Jiménez mostró su preocupación por un asunto que considera prioritario en la agenda de cualquier administración. «Contamos con la ventaja de que el gobierno del PSOE en el Cabildo de Fuerteventura podrá aprobar el Plan General de Ordenación, que permitirá ubicar el nuevo emplazamiento de la central. En todo caso, entiendo que debería entablarse un marco de negociación de manera que se entienda la necesidad y el deseo de que la Central del Charco se ubique en otro lugar».

Comentarios

comentarios