El plan de desconfinamiento de Canarias mantiene restricciones en puertos y aeropuertos

0
6494

Canarias ha registrado la menor incidencia, más de 20 puntos, durante todo el periodo de confinamiento. Una diferencia muy significativa, «partíamos de una buena situación pero hemos mejorado», señaló el Presidente del Gobierno de Canarias. Los casos máximos se definieron los días 27 y 28″. Los ingresos hospitalarios, con un pico pronunciado en el Hospital de la Candelaria se han reducido paulatinamente en todos los Hospitales de Canarias, «los ingresos han sido de geriátricos que fueron trasladados al Hospital Universitario». Sólo hay un 20% de camas ocupadas en UCI.

Estas circunstancias han llevado al Gobierno de Canarias a plantear una propuesta dividida en cuatro fases, con un optimista punto de partida a partir del 27 de abril si obtienen el  visto bueno del Gobierno Central.

La propuesta canaria plantea que los canarios puedan salir a la calle dependiendo del número de sus casas. Esto es, los días pares quienes residan en casas con número par y los impares quienes tengan numeración impar, a excepción de los habitantes de La Graciosa, La Gomera y El Hierro, que podrán salir todos los días debido a la baja incidencia de contagios. En la denominada Fase B, a estas podrían unirse Fuerteventura, Lanzarote y La Palma pero, en cualquier caso, el presidente canario, Ángel Víctor Torres, ha señalado que las salidas se deben hacer «con prudencia».

Torres mantiene el cierre de aeropuertos, puertos «se van a quedar como están en este momento tanto a nivel interinsular como nacional o internacional». En adelante, cualquier persona que regrese  de la península será sometido a un test PCR o deberá permanecer confinado en cuarentena.

Para Ángel Victor Torres la salida será «voluntaria, progresiva, escalonada y territorial, con intensidad distinta dependiendo de las Islas». No se da por acabado el distanciamiento social, mantendremos el lavado de manos y el uso de mascarilla (fundamental en espacios internos).

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha presentado hoy la propuesta de exenciones al confinamiento que permitan iniciar la desescalada en Canarias. Torres expuso las medidas, que han de ser aprobadas por el Ministerio de Sanidad, a los representantes de los grupos parlamentarios y a los de las federaciones canarias de Islas y de Municipios (Fecai y Fecam), antes de presentarlas en rueda de prensa. Según explicó, las exenciones al confinamiento recogidas en el documento son fruto del análisis realizado por el Comité de Gestión de Emergencia Sanitaria.

Las medidas propuestas se establecen en base al resultado de los indicadores epidemiológicos de la situación actual de la pandemia en Canarias. “Los expertos consideran que Canarias se encuentra ya en un escenario favorable para el desconfinamiento controlado”, apuntó Ángel Víctor Torres, pero “también quiero ser claro porque esta propuesta debe ser aprobada por las autoridades competentes, consensuada y también podría ser modificada. Es decir, no es definitiva”. El presidente de Canarias insistió en que el documento de desconfinamiento progresivo “habla de fases, sin que estén asociadas a un tiempo determinado” y tampoco establece ya una fecha de inicio: “este proceso empezará cuando se dé luz verde a la fase A”. El portavoz del Comité de Expertos que asesora al Gobierno de Canarias, Lluis Serra Majem, explicó además que “las medidas han de realizarse por fases mediante una evaluación continua de las mismas, que garantice la seguridad de la población y que permita que poco a poco se recupere también la actividad social y económica”.

Con respecto a las órdenes que ha emitido el Gobierno de Canarias hasta ahora, ha querido remarcar el presidente, “siguen activas y eso quiere decir que, por ejemplo, la actividad educativa vía telemática o la imposibilidad de visitar a familiares en centros de mayores, siguen en vigor”, apuntó.

Ángel Víctor Torres, antes de presentar la propuesta canaria de desconfinamiento quiso agradecer el esfuerzo que está haciendo la población canaria, y “del mismo modo que hemos pedido rigor y responsabilidad durante estas duras semanas para quedarnos en casa, pediré también rigor y compromiso cuando se produzca el desconfinamiento”. Para el jefe del Ejecutivo canario, el proceso debe ser un éxito, “no puede haber picaresca, debemos respetar todos las normas, porque podríamos perder todo lo que hemos logrado en poco tiempo”. Torres trasladó que los científicos están convencidos de que,  “si hacemos las cosas bien, no tiene por qué haber problemas y podremos pasar de fase en fase para recuperar paulatinamente la normalidad”, culminó.

Indicadores favorables al desconfinamiento por fases

Los expertos aseguran que los indicadores epidemiológicos de Canarias que evidencian la situación favorable para iniciar el desconfinamiento se basan en que Canarias es la Comunidad Autónoma con menor tasa de afectados. Canarias es la que menor incidencia de COVID-19 ha tenido por población, con menos de 100 casos por 100.000 habitantes. La incidencia estos últimos 15 días ha sido de 12 casos por cada 100.000 habitantes (objetivo Ministerio: 20 casos por 100.000). Además, en las Islas llevamos 23 días consecutivos con R0 (número básico de reproducción) por debajo de 1.

El pico de contagios se produjo entre el 25 y el 27 de marzo, al igual que el pico de ingresos hospitalarios. Posteriormente se produjo el pico de en UCI el  1 y el 2 de abril. En todos los hospitales, las camas ocupadas por pacientes COVID-19 ha estado por debajo del 15% (Objetivo <30%) de camas disponibles. Y las camas UCI ocupadas por COVID-19 han sido inferiores al 20% del total de camas UCI (Objetivo <50%).

En todas las islas llevamos más de cinco días seguidos con menos de cinco casos nuevos hospitalizados a pesar de haber realizado muchos más test en las dos últimas semanas -2.300 diarios-.

Aplicación progresiva y por fases

 

El planteamiento de desconfinamiento que propone el Comité de Gestión de Emergencia Sanitaria contempla exenciones al confinamiento con las máximas garantías sanitarias, con una aplicación progresiva en cuatro fases. El ritmo del desconfinamiento dependerá de la respuesta de la población (distanciamiento físico, protección facial, higiene de manos) y de la capacidad de respuesta sanitaria (vigilancia epidemiológica, detección de casos sintomáticos y de contactos asintomáticos, protección de personas vulnerables,…), contemplándose incluso retrotraerse a una fase anterior si la evolución lo requiriera.

Asimismo, las medidas serán generales para todas las islas si bien para las que no tienen casos activos, como La Graciosa, El Hierro y La Gomera, se permitirá algunas singularidades. Las actividades propuestas se realizarán manteniendo las normas de higiene de manos, las de distanciamiento físico y, cuando éste no se pueda garantizar, usando mascarillas. El incumplimiento de las normas con las que se establece cada medida podrá ser sancionado en base a la normativa de salud pública vigente.

Actividades con control del número de domicilio y medidas de prevención

Para evitar la masificación, en todas las islas excepto en La Graciosa, La Gomera y El Hierro, se ha planteado que las actividades exentas al confinamiento estarán sujetas a control del número de domicilio, lo que significa que se podrán efectuar en día par o impar según el número de la vivienda, mediante acreditación de DNI, o documento alternativo que acredite la residencia real, y con medidas de prevención: manteniendo la distancia física, usando mascarilla y con autorresponsabilidad.

Durante la primera fase se permitiría:

La salida de los niños y niñas convivientes de hasta 14 años, entre las 15 y las 19 horas, acompañados siempre de un adulto y respetando el distanciamiento físico, pudiendo llevar juguetes pero sin acudir a áreas de juego y utilizando mascarillas si entran en espacios cerrados. Esta posibilidad de permitirá todos los días.

Los mayores de 70 años y personas vulnerables podrán pasear entre las 11:00 y las 13.00 horas, también todos los días, y con un acompañante si fuera necesario.

Para la población con edad comprendida entre los 14 y los 70 años se permitirá la realización de deporte entre las 5 y las 9 de la mañana y entre las 20 y las 23 horas a menos de 2 Km de distancia del domicilio, excepto para ir en bicicleta o correr que se podrá realizar en una distancia de hasta 4 Km. Han de usar mascarilla si entran en espacios cerrados.

También se irá recuperando la normalidad en la actividad de forma presencial de la Administración Pública con control de aforo para favorecer el distanciamiento. Al igual que la actividad de las consultas médicas, ortopedia, veterinaria y de peluquerías con control de DNI y medidas de protección

 

En cuanto al comercio, se permitirá desde la primera fase la apertura del pequeño comercio al que se podrá acceder de manera individual, con mascarilla y con control de DNI, realizando el pago preferentemente de forma electrónica.

Segunda fase:

 

En la segunda fase se iniciaría, siempre y cuando los indicadores epidemiológicos, sanitarios y de cumplimiento de las normas lo permita, otro tipo de actividades como:

El acceso a centros comerciales, con control de aforo, de DNI y con dispensadores de soluciones hidroalcohólicas gratuitos en la entrada.

La práctica de deporte al aire libre en grupos máximo de tres personas o núcleo de convivientes a máximo de una hora de distancia en coche respecto al domicilio.

La práctica de culto religioso con aforo controlado y respetando la distancia física y de higiene y el acceso a tanatorios y velatorios que se amplía a un aforo de familiares a directos máximo de 10 personas con medidas de distancia física y de dispensación gratuita de solución hidroalco

Comentarios

comentarios