El PP quiere conocer la postura de Acosta sobre Tindaya

91

El proyecto escultórico ideado por Eduardo Chillida para Tindaya sigue dando de qué hablar. Recientemente, el consejero de Cultura y Patrimonio Histórico del Cabildo de Fuerteventura, Andrés Briansó, aseguró  que ha llegado el momento de «proteger la montaña y, de una vez por todas, acabar con este proyecto».

Por este motivo, el Grupo Popular en el Cabildo de Fuerteventura ha pedido que el Presidente de la corporación, Blas Acosta, comparezca en el próximo pleno con el objetivo de que explique cuál es el verdadero posicionamiento de la corporación con respecto a la obra de Eduardo Chillida en Tindaya. «En el mes de julio de este año, Acosta defendía Tindaya y la necesidad de un debate social sobre la obra. Queremos saber si, después de apoyar durante décadas el proyecto en todas las instituciones canarias, ahora se ha retractado para conservar el gobierno junto a Podemos», explica Claudio Gutiérrez.

Y es que el proyecto de Chillida para la montaña majorera de Tindaya lleva más de veinte años intentando superar trabas administrativas, recursos judiciales y un baile de cifras sobre su coste económico «sin que se haya movido una piedra. Era la eterna promesa de nacionalistas y socialistas en los gobiernos que firmaron juntos y nunca se hizo realidad», señala Gutiérrez.

De hecho, en el año 2016, la familia cedió los derechos a la Comunidad Autónoma y, junto con el Cabildo majorero, se creó la Fundación Monumento a la Tolerancia Montaña de Tindaya, cuyo objetivo principal consistía en desatascar el proyecto. «Aquel Cabildo, en el que también estaba Blas Acosta, apoyó la creación de la Fundación y anunció a bombo y platillo que se iba a realizar un estudio de viabilidad para poder adjudicar la obra que debía comenzar durante el ejercicio de 2017», recuerda Claudio Gutiérrez. «Entendemos que se abra un debate social en torno al proyecto pero tiene que explicarlo ante la opinión pública, elevar el acuerdo a pleno, disolver la Fundación. Esto no se trata de gobernar en los medios de comunicación», denuncia.

LA OPINIÓN DEL GOBIERNO DE CANARIAS

Por su parte, el diputado Fernando Enseñat hará lo propio en el Parlamento para conocer cuál es la postura del Gobierno de Canarias sobre el Proyecto Monumental Montaña de Tindaya. «El Gobierno de Canarias tiene que explicar a los contribuyentes canarios cómo, después de gastar 26 millones de euros en el proyecto, sin mover una sola piedra y sin responsabilidades políticas, ahora renuncian al proyecto de Eduardo Chillida».

Enseñat reclama que el Gobierno de Canarias se posicione sobre Tindaya y que diga claramente a los majoreros y a todos los contribuyente canarios «si les han tomado el pelo durante más de 20 años», afirma el diputado majorero. «Este proyecto estaba muerto, parado pero, durante años, campaña tras campaña, se prometía su ejecución. En las intervenciones parlamentarias, se defendía el proyecto y es más, el Gobierno de Canarias en el que también estaba el PSOE, ha dado pasos en firme para desatascar la obra. ¿Cómo se explica ahora que desistan?».

«La obra de Chillida es para los majoreros un fraude monumental», sentencia. «Si los que la han apoyado durante años, levantando la mano en el Parlamento y en el Cabildo, ahora renuncian quedan retratados: durante años nos han mentido y hoy ya no tienen credibilidad porque la paralizan oficialmente por la puerta de atrás, mandando a Podemos con el recado».

Comentarios

comentarios