El próximo curso los alumnos volverán a las aulas

0
4303

El acuerdo puede resumirse en esta frase de la introducción publicado en el BOE: “En esta nueva situación resulta obligado adoptar decisiones que permitan retomar la actividad lectiva presencial desde el comienzo del próximo curso 2020-2021 con el máximo de garantías necesarias, pero también con decisión”. O lo que es lo mismo, a partir de septiembre -al menos en los territorios que lo han secundado y por ahora- se volverá a las aulas.

  1. El curso comenzará en las “fechas habituales del mes de septiembre” y tendrá las pautas de tiempo de otros cursos. Las administraciones “cuidarán” que se llegue al mínimo de 175 jornadas lectivas.
  2. Las clases presenciales serán el “principio general” del curso.
  3. Los centros educativos adaptarán las programaciones didácticas en todas las etapas y enseñanzas para “recuperar” los contenidos esenciales no alcanzados en el curso 2019-2020
  4. Se elaborarán planes de seguimiento y apoyo para atender a los alumnos con “dificultades de aprendizaje o emocionales derivadas de las circunstancias vividas” o con necesidades educativas especiales.
  5. Se fomentará el trabajo colaborativo entre los profesores de los colegios
  6. En cuanto a la higiene y prevención, se seguirá en todo momento lo estipulado por las autoridades autonómicas y el Gobierno, así como lo establecido en el real decreto sobre la “nueva normalidad”. Se elaborarán protocolos para su aplicación en los centros.
  7. Se trabajará junto con los servicios de prevención de riesgos laborales en la adopción de las medidas “más aconsejables” para el desarrollo de las clases en estas circunstancias
  8. Se proporcionará al profesorados y los centros la información y los medios de formación necesarios sobre los requisitos higiénico-sanitarios y el uso de las instalaciones en condiciones de seguridad.
  9. Cada centro deberá diseñar un plan de inicio de curso que determine la organización de su día a día en esta situación. Deberá incluir medidas de higiene, limpieza y control sanitario, así como la distancia interpersonal a guardar y la distribución de horarios y espacios para evitar contactos.
  10. Las administraciones educativas elaborarán un marco general para que los centros elaboren un plan de contingencia ante las distintas eventualidades que vivan el próximo curso.
  11. Se tomarán las medidas necesarias para mantener los “servicios complementarios habituales”, como la ruta o el comedor escolar.
  12. Se comprometen a adoptar iniciativas para reducir la brecha tecnológica y frenar sus consecuencias mediante la dotación de equipos y formación a alumnos y profesores.
  13. El Ministerio colaborará con las comunidades para desarrollar y ofrecer recursos que refuercen la competencia digital.
  14. Ministerio y comunidades activarán “programas de cooperación territorial” cofinanciados para ayudar a los estudiantes y centros más afectados y dotarles de equipos tecnológicos.

 

Comentarios

comentarios