El testimonio de Esara, una enfermera majorera en el corazón de Bristol

0
1974

Esara Perdomo, una sanitaria majorera afincada en Bristol desde hace cinco años, nos relata su experiencia como profesional sanitario en un momento tan delicado. Destaca que la zona donde reside ha superado los 120 contagios y el sistema sanitario comienza a encontrarse saturado. Relata que en breve espacio de tiempo se procederá al desvío de pacientes al Hospital donde trabaja, uno de los mas grandes y con mayor número de UCIS donde podrán ser atendidos los contagios que precisen esos cuidados. No vive con miedo ni lo transmite pero según asegura, «está deseando regresar a Fuerteventura», un deseo que no verá cumplido, con suerte, hasta el próximo mes de junio.

El Hospital donde ejerce su profesión ha decidido preservar al personal sanitario y para ello han reforzado el material  preciso para luchar contra el Covid19. «Nos hacen pruebas en las mascarillas para valorar posibles fugas, en caso de que haya riesgo no se accede a la zona donde están los contagiados con mascarillas de una menor protección», afima. Por contra, Reino Unido aún permite una cierta libertad de movimiento y sigue siendo posible salir a la calle con la ‘excusa’ de hacer ejercicio «las calles están mucho más vacías pero sigue habiendo gente que sale, no hay los controles, ni las sanciones, que existen en España», lamenta.

Esara acude a los supermercados con protección pero asegura que ‘no todo el mundo lleva guantes o mascarillas por la calle’.

Cree que el problema en Reino Unido es que al principio no se tomaron muy en serio el virus y no se acataron las medidas de contención, por ello los casos han comenzado a crecer sin control. Cada día repasa las noticias de Canarias, especialmente las de Fuerteventura, y mantiene la esperanza, «la visión que tengo de Canarias es que las cosas se están haciendo bien, al menos de forma controlada»

 

Comentarios

comentarios