El Tribunal Supremo rebaja la condena al asesino de La Lajita

1
1682

El Tribunal Supremo ha rebajado a 33 años la condena de 41 años impuesta a Hossain El Morabit por violar y asesinar a una joven en abril de 2010 en La Lajita, entre otros delitos, tras entrar en su casa y esconderse hasta su llegada, según una sentencia hecha pública este viernes.

En una sentencia anterior, también hecha pública hoy, el alto Tribunal absolvió al acusado del delito de robo con violencia y le condenaba por hurto, y castigó separadamente el asesinato y la violación del allanamiento, al considerar que era lo correcto por ser más beneficioso para el reo.

El Supremo, en su primer pronunciamiento, desestimó en todo lo demás el recurso del condenado, Hossain El Morabit, contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, al que apeló tras ser condenado por la Audiencia de Las Palmas.

El Tribunal Supremo subraya en su primer pronunciamiento sobre el caso que en la actuación criminal del acusado hubo tanto alevosía como ensañamiento.

En su segunda sentencia, reduce la pena por el delito de asesinato a 20 años y 1 día de prisión e impone 1 año de cárcel por allanamiento de morada.

Por la falta de hurto impone una pena de un mes de multa con una cuota diaria de 6 euros e indemnizar a los herederos de la víctima en el valor de los bienes sustraídos.

La víctima, Jessica Cararo, de nacionalidad brasileña, fue golpeada por el acusado con unas pesas de gimnasio que ella tenía en su habitación y apuñalada con un cuchillo de cocina en el cuello, la cara y el tórax, además de con otro objeto punzante, y, cuando continuaba con vida, fue violada en dos ocasiones por el hombre, quien finalmente la asfixió tapándole la boca y la nariz.

Una vez muerta, el agresor se apoderó de varios objetos de la víctima.

La mujer sufrió más de 30 lesiones debido a los golpes y a las puñaladas recibidas, que le ocasionaron «un terrible padecimiento», según la sentencia, que también considera que algunas de la puñaladas eran innecesarias y le supusieron un sufrimiento «extraordinario».

FUENTE: EFE

Comentarios

comentarios