El turismo rural se consolida como alternativa turística en Navidad

0
358

Las reservas de turismo rural han registrado un aumento exponencial en 2020 como consecuencia de la pandemia de la COVID-19, que ha favorecido que un gran número de viajeros se decante por destinos de naturaleza en pequeños municipios. La última edición del Informe del Turismo Rural en España, que cada año elabora el portal de alojamientos rurales Clubrural, se centra en esta ocasión en analizar la evolución de esta actividad a lo largo del año y destaca que la demanda ha girado en torno a las casas de alquiler íntegro para grupos reducidos (o grupos burbuja), las reservas de última hora, el alquiler de larga estancia e incluso el workation (work+vacation) para teletrabajar en el propio alojamiento o en espacios de co-working impulsados por el municipio.

Modalidades de alquiler

Los alojamientos de alquiler íntegro son los más comunes en el turismo rural. En 2020 han supuesto el 72,60% del total y a mucha distancia se sitúan los que ofrecen alquiler por habitaciones o pequeños hoteles rurales, que suponen el 22,36% del total.

Canarias, con un 82,32%

La irrupción de la pandemia de la COVID-19 y las restricciones impuestas por el Gobierno y las comunidades autónomas respecto al máximo de personas permitido en las reuniones han incidido en las reservas. En los dos primeros meses del año y durante el verano los alojamientos de más de 10 personas consiguieron buenas cifras, pero la tendencia cambió con la llegada de la segunda ola en octubre. Las casas rurales para 5-10 personas han visto aumentar sus reservas hasta llegar a un 48,40% en diciembre.

Respecto a los alojamientos habilitados desde una a cuatro personas, el número de reservas se ha mantenido durante todo el año excepto durante los meses de junio y julio cuando los turistas han viajado en familia o grupos.

Respecto al precio medio, el informe de Clubrural señala que este año ha experimentado una pequeña subida pasando de los 27,50 euros de media a algo más de los 28 euros.

Datos de 2019. Datos 2020.

Por otro lado, la irrupción del virus también ha marcado de manera importante la evolución de las reservas. Durante los meses de enero y febrero, casi el 35% de los viajeros realizaba una reserva con más de tres meses de antelación, situándose como primera opción, según los datos extraídos de la plataforma.

«Tras el confinamiento la tendencia se ha invertido y este tipo de reservas han pasado al último lugar, posicionándose en el primer puesto las realizadas con menos de un mes de antelación (55,99%), especialmente con el margen de tres semanas (43,50%.), debido a la incertidumbre de la situación sanitaria y a las medidas impuestas en cada comunidad”, explica Aroa Salazar, portavoz de Clubrural.

Fuente: HOSTELTUR

Comentarios

comentarios