España no cerrará la frontera con Reino Unido

0
341

España renuncia por el momento a actuar con el mismo criterio que las grandes potencias de la UE y ha decidido no cancelar los vuelos con Reino Unido pese a la detección de una nueva cepa de coronovarirus que el Gobierno británico certifica que está fuera de control. El Gobierno ha anunciado a última hora de esta tarde que reforzará el control de pruebas PCR a los viajeros procedentes de Reino Unido, pero no cerrará las fronteras por ahora.

El Gobierno de Pedro Sánchez había pedido este domingo a la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, y al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, que den «una respuesta comunitaria» para impedir los vuelos desde Reino Unido. Lo hacía después de que Bélgica, Países Bajos e Italia decidiesen anticiparse y cortar sus conexiones aéreas con Reino Unido. Durante la tarde se han producido reuniones de alto nivel a instancias del presidente del Consejo Europeo, Charles Michel. Pero en el intervalo de tiempo transcurrido entre la petición de España y esa posición común que no llegaba, otros países como Francia, Alemania y Austria se blindaban y cerraban también sus fronteras con Berlín.

Pero Pedro Sánchez resiste y por el momento no lo hará. El Gobierno de España defenderá mañana en la reunión urgente del mecanismo de crisis IPCR, convocada por la presidencia alemana, «la necesidad de adoptar medidas coordinadas sobre los vuelos procedentes del Reino Unido». España mantiene su postura de que cualquier decisión en este sentido debe ser común y evitar la unilateralidad, informan fuentes gubernamentales.

Como medida inmediata ante la situación comunicada ayer por las autoridades británicas, el Gobierno anuncia que reforzará en aeropuertos y puertos el control de verificación de pruebas PCR a las personas que lleguen del Reino Unido. El Gobierno recuerda además que para poder viajar a España, es obligatorio que todo pasajero procedentes de países o zonas en riesgo se realice una Prueba Diagnóstica de Infección Activa, PDIA, para SARS-Cov-2 en las setenta y dos horas previas a su llegada con resultado negativo.

La petición de forjar una estrategia conjunta, según ha informado La Moncloa, se ha producido tras conocer el anuncio de varios países de suspender sus vuelos con el Reino Unido por una nueva cepa de coronavirus. El Ejecutivo español ha manifestado su preocupación, después de que países como Bélgica, Italia y Holanda hayan decidido cerrar sus fronteras aéreas a viajeros de Gran Bretaña por la nueva cepa de Covid-19 detectada en la isla, que está resultando más fácil de contagiar que otras similares del coronavirus. Lo que ha demandado Sánchez a las autoridades de Bruselas es «una respuesta comunitaria coordinada ante esta nueva situación». Ya en esa petición se planteaba la necesidad de una «respuesta rápida», evitando actuaciones unilaterales, y advirtiendo que sin esa posición común España no descartaba actuar.

La solicitud se ha cursado formalmente, según explican desde La Moncloa, a través del Ministerio de Asuntos Exteriores, en coordinación con los gabinetes de Von der Leyen y Michel. Aunque las fuentes gubernamentales no especificaban un límite temporal en el que la UE debería actuar antes de hacerlo de forma unilateral, en el Gobierno decían esperar «una respuesta en breve» que, finalmente, no se ha producido y que ha obligado a España a anunciar un medida parcial, como el refuerzo de las PCR.

Ante la evidencia científica que indica que la nueva cepa acelera hasta un 70 % más la transmisión del virus, el primer ministro británico, Boris Johnson, se vio ayer obligado a modificar los planes de movimiento de la población para esta Navidad, entre críticas de la oposición laborista por no haber tomado antes estas medidas. Argumentó el primer ministro que, «cuando el virus cambia su método de ataque, tenemos que cambiar nuestro método de defensa» y aclaró que en principio las nuevas reglas estarán vigentes durante 15 días.

Johnson aseguró ayer que el Grupo Asesor de Amenazas de Virus Respiratorios Nuevos y Emergentes (Nervtag) ha estimado que aunque aún no hay evidencia de que la mortalidad sea más alta, sí ha contribuido al aumento de las hospitalizaciones.

Comentarios

comentarios