Fuerteventura vuelve a la calle por una sanidad digna

Fuerteventura vuelve a la calle el próximo 30 de noviembre para protestar por la sanidad. Pacientes, familiares, vecinos preocupados y colectivos sanitarios se unen para volver a visibilizar la carencia de especialistas, las listas de espera y las promesas no cumplidas. La idea surgió el pasado sábado y desde entonces han reunido el apoyo de pacientes y asociaciones. 

A su vez, ha mostrado su “indignación” al considerar que Fuerteventura cuentan con unos políticos que no tienen en cuenta la importancia de lo que está en juego, sus vidas. La falta de cardiólogos, «dónde están los representantes políticos que hablan tanto de la defensa de la Sanidad, dónde están», manifestó un vecino de Gran Tarajal aquejado de una afección cardiovascular. Otro de los testimonios de un paciente oncológico expresó que lleva seis meses esperado por una cita médica, «después de seis meses ayer me llamaron para cancelarla, no sé cuándo tendré la próxima revisión».

Motivados por el abandono a las enfermedades raras también habló ADERIS, que representa a 140.000 personas afectadas por enfermedades invalidantes, incapacitantes, degenerativas y crónicas, «he sabido que el servicio de valoración de la dependencia no está trabajando regularmente en Fuerteventura a pesar de tener una lista de espera de 106 personas, este servicio tarda dos años en ser operativo. Tenemos el caso de Lucas Vargas y otra paciente que también está pendiente de una valoración, necesitamos una salida digna», expresó Mª Carmen Rodríguez.

La ausencia de una Unidad de Geriatría fue uno de los puntos más destacados por Álvaro García y Arístides Hernández, «este asunto requiere trabajo y esfuerzo, ya es hora que lo demuestren». Una petición apoyada por el colectivo de familiares de alzheimer en Fuerteventura (AFFA), «los enfermos de alzheimer empeoran por no tener un diagnóstico prematuro, hace falta mejorar atención primaria». 

A sus 94 años, el Doctor Arístides Hernández «no quisiera morirme sin haber empezado el Hospital Geriátrico y aquellos centros de rehabilitación de personas abandonadas y que requieren estar atendidos por personal cualificado y no estar solos en casa». Hernández logró reunir 25.000 firmas para construir el Centro Hospitalario Geriátrico sin embargo la situación no ha cambiado.

‘Por una sanidad digna’, tres años después

Unas 15.000 personas se manifiestaron un 23 de septiembre 2016 por la tarde en Puerto del Rosario para exigir que se dotara a Fuerteventura de servicios sanitarios acordes con su población, en particular en especialidades que creen imprescindibles, como Oncología. Pacientes, vecinos, colectivos sanitarios y representantes políticos participaron en aquella marcha ciudadana. Entre otras cuestiones defendían que «después de 22 años de discriminación presupuestaria, ahora toca mejorar los presupuestos de forma acorde a la población de la isla».

La marea ciudadana que esa tarde quiso reivindica mejoras sanitarias en Fuerteventura comenzó en el mes de agosto de 2016 con un grupo de enfermos de cáncer y familiares que se manifestaron ante las puertas del hospital tras la renuncia, a mediados de julio, de la única oncóloga que pasaba consulta en el centro sanitario. Los pacientes del 2019 consideran que la situación no ha mejorado «no representamos ni atacamos a ninguna sigla política, en aquel momento (2016) y en el actual gobiernan diferentes partidos y la situación sanitaria de la Isla no progresa».

Comentarios

comentarios