El fuerte oleaje mantiene en vilo a los vecinos de Giniginámar

1288

El temporal azota con fuerza sobre las casas de la primera línea de Costas en Giniginámar.

Varias viviendas y un restaurante han sufrido las consecuencias del oleaje. Hasta allí se desplazó el alcalde, Sergio LLoret, para conocer in situ los daños producidos en las viviendas y plantear soluciones urgentes para sus ocupantes, «es un caso dramático porque tememos por la vida de las personas que viven en estas casas, no son situaciones fáciles de resolver. Esto es una competencia exclusiva del Estado, la solución que planteamos está en dominio público, pero no podemos quedarnos con los brazos cruzados hasta negociar una solución, estos vecinos merecen vivir con seguridad».

Tras las críticas vertidas durante la semana pasada por la portavoz del Grupo Municipal Popular con respecto a la solicitud de la escollera en Giniginamar, el alcalde de Tuineje ha pedido a la oposición que no se utilice la demagogia sobre este asunto, «ni tan siquiera la Demarcación de Costas de Canarias tiene competencias, todo reposa en Madrid, pero como ayuntamiento tenemos la responsabilidad de velar por los vecinos. Echarnos la culpa unos a otros no soluciona nada. Hay que buscar soluciones alternativas. En agilizar una medida provisional, y fruto de un Acuerdo Plenario, dimos traslado al Ministerio de Medio Ambiente y al Servicio de Ordenación Territorial del Gobierno de Canarias para dejar de poner en juego la seguridad de las personas, y consensuar alternativas temporales. Estas familias viven con el alma en vilo«.

Comentarios

comentarios