Fuerteventura constituye el primer Consejo de la Infancia dentro del proyecto internacional Tonucci

140

Dieciocho niños y niñas ejercen desde hoy como representantes de la infancia de La Oliva, tras su toma de posesión como miembros del Consejo de las Niñas y los Niños. Se trata del primer Consejo con sello internacional Tonucci de la isla, formado a partir de una iniciativa de la Consejería de Educación y Universidades del Gobierno autonómico que busca fomentar la participación de los más pequeños en el diseño de planes y políticas que contribuyan a la mejora de su entorno más cercano.

La consejera de Educación y Universidades del ejecutivo autonómico, Soledad Monzón, que presidió el acto junto al alcalde del municipio de La Oliva, Isaí Blanco, indicó que se trata del primer Consejo de la Infancia promovido por el Gobierno dentro del proyecto internacional de Francesco Tonucci, pedagogo reconocido mundialmente por la creación de la Ciudad de las Niñas y los Niños.

“Creamos hoy un órgano de participación democrática, hecho desde la Infancia y para la Infancia. El Consejo de Las Niñas y de los Niños nace en Fuerteventura con el convencimiento de todos y todas debemos ser copartícipes de las decisiones que se tomen en cada uno de nuestros pueblos, de nuestras ciudades, y con la seguridad de que el hecho de que nuestros menores puedan tomar la palabra directamente para exponer sus deseos y necesidades sirve al entorno para transformarse en un ambiente acogedor y amable hacia ellas y ellos”, explicó la consejera durante el acto de constitución del nuevo organismo.

Por su parte, el alcalde de La Oliva, Isaí Blanco, destacó el carácter participativo de la iniciativa, que calificó como “muy ilusionante” y señaló que el proyecto “sigue en la línea del Ayuntamiento de La Oliva, que no solo ha creado un Reglamento de Participación Ciudadana, sino que lo aplica con proyectos tan interesantes como este”. “Nos parece una gran idea y esperamos con muchas ganas las propuestas que nos vayan a traer los niños. Ellos tienen una visión diferente de lo que es importante y creo sinceramente que la gente joven tenemos mucho que aportar”, señaló.

Tonucci, experto referente en el ámbito de la innovación educativa, plantea con su teoría sobre la participación de la infancia que la implicación real de niños y niñas, con efectos palpables en proyectos realizados o propuestas tenidas en consideración, no solo supone una transformación del entorno, sino que sirve como experiencia educativa a gran escala tanto para el alumnado como para los adultos. En el caso de los primeros, les permite enfrentar cuestiones de diverso tipo y potenciar, así, competencias de aprendizaje; en el caso de los adultos, la visión del entorno aportada por la infancia supone una lección, por cuanto ayuda a ver a los niños y niñas como ciudadanos del presente, y no solo como la ciudadanía del futuro.

El primer Consejo de las Niñas y los Niños de sello Tonucci en la isla, constituido como organismo municipal, está compuesto por dos escolares de 5º curso de cada escuela de Primaria del municipio; los alumnos y alumnas se han presentado bien por candidatura voluntaria en tutoría o bien seleccionados por el equipo directivo de cada centro por la disponibilidad de las familias para participar y se ha tratado en todo caso de que fueran escogidos con paridad (un niño y una niña por centro) siempre que fuera posible.

Tal y como se explicó en el acto de constitución del organismo, todos los miembros del Consejo se reunirán una vez al mes, acompañados por sus padres pero sin que estos puedan participar en el debate; por otro lado, podrán participar una o dos veces al año en plenos municipales del Ayuntamiento, con derecho a voz.

Comentarios

comentarios