Fuerteventura encara 2018 con una amplia estrategia de renovación hotelera

187

Con el objetivo de incrementar la calidad de los servicios que la isla ofrece a sus turistas a través de la reforma, ampliación,mejora, modernización, mantenimiento y conservación de las infraestructuras ya existentes, los establecimientos hoteleros de Fuerteventura se hallan inmersos en uno de los mejores momentos en cuanto a transformación y modernización. Esta coyuntura “tiene que hacernos ver que tenemos que cuidar nuestro producto” y apostar por mejorarlo en el horizonte de los diez próximos años para asegurar que no se produzca un retroceso del sector e impulsar un aumento de los beneficios que genera,

La colocación de la primera piedra en el Hotel Robinson (Morro Jable), en la zona sur de Fuerteventura suma actualmente la rehabilitación del Hotel Iberostar Palace, los antiguos RIU (compuesto por tres hoteles), las obras del Meliá Sol, con una transformación de aparta-hotel a Hotel. Ha culminado la rehabilitación del Hotel Buganvilla, se abrió el Hotel Labranda Cactus “la zona se está recualificando a un paso avanzado, además se suman las avenidas comerciales de Solana – El Matorral. Desde el Cabildo se ha autorizado en torno a 200 millones de euros para la rehabilitación turística de norte a sur, un hecho que también se hace posible en el sur”.

Este proceso supone “un reto de transformación no solamente hotelera”, sino también urbanística -a fin de adecuar el entorno de los establecimientos tanto a su categoría como a las demandas de sus clientes– y de modelos de negocio -tanto con la singularización de la oferta como con la digitalización de los procesos de reservas y de captación y fidelización de visitantes, ha manifestado el consejero de Turismo, Blas Acosta.

El Plan de Modernización Turística de Caleta de Fuste, también conocido como El Castillo, permitirá la ejecución de 12 proyectos, entre ellos, dos actuaciones públicas, con una previsión de inversión entre 200 y 250 millones de euros. Tras su conclusión, las citadas actuaciones de rehabilitación supondrá un impulso a la economía de la citada localidad turística. Los apartamentos obsoletos se transformarán en hoteles de cuatro estrellas. Los representantes de la Asociación de Empresarios del Castillo explicaron hoy en El Magacín la necesidad de trabajar conjuntamente entre la administración y los empresarios hoteleros

Esto debería conducir a los hoteles de Fuerteventura a apostar por la rehabilitación como medida que les permita subir sus precios y conseguir clientes dispuestos a pagar más por los servicios que se ofrecen.

Afrontar ese reto es una tarea que no se debe demorar para aprovechar el buen momento del negocio turístico que viven Fuerteventura donde las cifras de los últimos años han sido absolutamente históricas. De momento, el viento sopla a favor de Canarias, “pero eso no va a durar toda la vida”, advierte Blas Acosta que, además, insiste en que también interesa invertir en mejorar el producto de Fuerteventura con obras como las que se están desarrollando en los principales entornos turísticos “primando espacios eficientes, accesibles, estéticos y en consonancia con el entorno medioambiental”, es el caso de la II Fase Mirador de Los Canarios en Fuerteventura o la ampliación de la Rambla Juan Évora Suárez, Castillo – Caleta de Fuste, en el municipio de Antigua.

Comentarios

comentarios