Graffigna: «Pedro Armas no está capacitado para dirigir el Ayuntamiento de Pájara»

Miguel Ángel Graffigna compareció este viernes ante los medios de comunicación para explicar los motivos que le llevaron a presentar su dimisión como alcalde de Pájara este mismo lunes.

El todavía alcalde, acompañado de las concejalas Dunia Álvaro y Sonia Mendoza, hizo un recorrido por todo lo acontecido desde que el 28 de mayo se firmó un acuerdo de gobierno para la gobernabilidad de Pájara y que según él «expresaba el convencimiento de que era necesario un cambio después de 16 años de gobierno socialista».

Graffigna explicó que ese mismo día, el futuro alcalde de Pájara en caso de prosperar la moción de censura, Pedro Armas, había llegado tarde a la cita para la firma del pacto porque se encontraba reunido con Blas Acosta y Rafael Perdomo. Aprovechó para disculparse con los vecinos «que no se merecen todo esto que está sucediendo. Vinimos a trabajar por la ciudadanía , a estar desde primera hora atendiendo sus necesidades para darle respuesta. Pero estamos agotados de estar luchando contra la marea porque desde el principio fueron constantes».

«Decidí presentar mi renuncia, porque era insoportable trabajar con esta desconfianza. Ellos dedicaban el tiempo a confabular y montar mociones de censura», explicó Miguel Ángel Graffigna, quien aclaró que presentó su renuncia a las 11.57 horas del lunes y los firmantes de la moción lo hicieron de forma telemática a las 15.46 horas del mismo día.

El alcalde está convencido de que esta moción no se hace para mejorar las condiciones de vida de los vecinos, «sino de dos o tres políticos que piensan en ellos y no en las personas».

Insinuó que hay intereses porque se va a redactar el nuevo Plan de Ordenación de Pájara, un documento que puso en marcha el actual grupo de gobierno, y dice, lo hicieron de forma «transparente». Sin embargo, «los que han preparado esta moción de censura son los mismos que preparan un PIOF desarrollista y a dedo».

Graffigna repasó todos los avances que ha experimentado el municipio desde que accedió a la alcaldía y dedicó algunas palabras emocionadas a los concejales que le han acompañado en esta tarea.

Dunia Álvaro, concejala del Partido Popular, explicó durante su comparecencia que es posible gobernar en a través de un pacto aunque se tengan ideologías muy diferenciadas. Y recordó los proyectos que ya se han puesto en marcha y que no se podrán culminar. «Solo esperamos que nadie se apunte el tanto de nuestro trabajo», dijo en referencia a las cuatro banderas azules para el municipio o la aprobación de presupuesto, que asumen que no va a seguir adelante a pesar del trabajo desarrollado.

La concejala dedicó palabras durísimas a Pedro Armas, de él dijo que «se ha convertido en el enemigo público número uno del municipio de Pájara y es todo lo que desdeñan los ciudadanos de la política» y no olvidó al partido socialista, «ofrecen un trono y van a tener que guardar sus espaldas de forma continua».

Graffigna dedicó también palabras a Blas Acosta, del que dijo que es el involucrador más grande de la política canaria, o Guillermo Concepción que se postula como personal de confianza en el Ayuntamiento. No se olvidó de Juan Nicolás, del que dijo que era desleal con los propios compañeros, y finalizó con Pedro Armas.

Del futuro alcalde dijo que trabajar con él había sido un suplicio, «he tenido que tragar sapos, hace meses que quería salir de aquí pero he tenido que aguantar carros y carretones».

Comentarios

comentarios