Gustavo Berriel dimite en Antigua tras el 'ajuste de cuentas' de Cazorla

0
1834

La coalición de gobierno entre PP y APA se tensa al extremo. El concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, Gustavo Berriel, del PP, registró hoy martes su renuncia al cargo. Lo justifica en las evidentes discrepancias con su socio de gobierno a la hora de abordar la puesta en marcha del contrato de Basura y Limpieza, fruto de tres años de negociaciones. Este contrato, que plantea una duración de 4 años, supone un desembolso anual medio de 1,3 millones de euros (divididos en dos contratos de 311.000 millones y otros de 800.000 euros) y contempla numerosas mejoras respecto al anterior, “en la adjudicación definitiva la parte importante no estará en la baja, sino en los trabajos que nos ofrezcan”, matizó Berriel en una entrevista realizada en Onda Fuerteventura

El nuevo expediente de licitación del servicio de basuras del ayuntamiento fue relatado en los micrófonos de El Magacín de Onda Fuerteventura, “como un auténtico calvario durante  la legislatura anterior, también en los últimos dos años, para adjudicar el nuevo contrato». También para el alcalde, fue un «alivio» poder contar con un nuevo servicio en la zona turística y en el resto del municipio. Sin embargo, el máximo representante del ayuntamiento de Antigua no ha tardado en realizar cambios en profundidad en el reparto de áreas de su equipo de gobierno y, sobre todo, cambios de rumbo que afectan a las competencias que hasta la fecha ha gestionado Gustavo Berriel. Y así fue como el pasado lunes ‘prohibió’ al responsable que continuara gestionando el contrato de recogida de residuos sólidos urbanos, limpieza viaria, limpieza de playas y de espacios verdes municipales. Un proyecto que ha sido delegado ‘verbalmente’, tal y como explicó Gustavo Berriel en Onda Fuerteventura, al concejal responsable de Sector Primario, Matías Peña.
De esta forma, pasa factura de manera especial a Gustavo Berriel al que ha ‘arrebatado’ sus responsabilidades como concejal de Medio Ambiente y responsable del contrato de Limpieza. El concejal concedió un plazo de 24 horas para retomar sus responsabilidades. Fue el momento en el que Berriel anunció que dimitiría de sus responsabilidades si no revocaba su decisión. Algo que Cazorla no solo ha relegado a Matías Peña sino que también ha desmembrado el área de Medio Ambiente y Urbanismo del ayuntamiento.
Desde diferentes fuerzas políticas se sospecha que Cazorla fije con esta ‘operación’ su estrategia hacia las elecciones municipales de 2019 y para encajar este puzle se haya beneficiado del balance de gestión que llevaron a cabo sus concejales.
La última crisis fue en febrero

El pasado mes de febrero, Cazorla había perdido la mayoría tras dejar el gobierno el edil de Festejos, Suso Montañez (APA). El alcalde de Antigua, Juan José Cazorla (APA), recuperó la mayoría con los dos ediles de AMF, Juan Cabrera y Agustín Rodríguez que dirigen Festejos, Patrimonio, Circulación, Aguas y Participación Ciudadana. El nuevo gobierno, con APA, PP y AMF, salía reforzado con un concejal más que el anterior, en total 10 ediles de un pleno de 17. Está