Hacienda permitirá aplazar impuestos a pymes y autónomos al 20 de mayo

0
374

Los autónomos y las pequeñas y medianas empresas no estarán obligados a pagar impuestos en el mes de abril, según ha adelantado la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, este viernes. Según ha avanzado que se aprobará en un próximo consejo de ministros, el plazo para el pago de los tributos que se abonan hasta el 20 de abril (IVA o retenciones de los trabajadores por IRPF, además del fraccionamiento del Impuesto de Sociedades) se ampliará hasta el 20 de mayo.

La titular de la cartera de Hacienda ha anunciado que su departamento trabaja para ampliar los plazos para la presentación y los pagos de las declaraciones tributarias de pymes y autónomos, para que ninguno de ellos tenga la obligación de hacer frente a los tributos en este mes de abril. De esta manera prevé ayudar el Gobierno a quienes tengan dificultades para cumplir con el fisco por el cierre de la actividad a que muchos agentes económicos se han visto obligados por el decreto del estado de alarma.

Además, se permitirá que los autónomos puedan renunciar al régimen de módulos y optar por el de estimación directa, anunció Montero.

El 17 de marzo, el Gobierno amplió los plazos de los procedimientos tributarios por la crisis del coronavirus con el fin de que los contribuyentes puedan atender requerimientos y formular alegaciones. La flexibilización afectó a los procedimientos ya iniciados, distinguiendo dentro de ellos los trámites abiertos, cuyo plazo se extenderá hasta el 30 de abril, y los que se fueran a abrir, donde el periodo de respuesta del contribuyente se extenderá hasta el 20 de mayo, aunque se respetará el plazo que otorgue la norma general en el supuesto de que sea mayor.

Adicionalmente, desde la entrada en vigor del Decreto y hasta el 30 de abril, no se procederá en el procedimiento de apremio a la ejecución de garantías que recaigan sobre inmuebles. La misma ampliación de plazos regirá para atender requerimientos, diligencias de embargo y formular alegaciones en los distintos procedimientos tributarios. Además, se amplía los plazos para el pago de deudas tributarias en período voluntario derivadas de una liquidación de la Administración y de deudas en período ejecutivo, y también los pagos derivados de acuerdos de aplazamiento y fraccionamiento.

En cambio, los plazos de presentación e ingreso de las autoliquidaciones y los plazos de presentación de las declaraciones informativas no se veían afectados, cuestión que han demandado el Consejo General de Economistas-Asesores Fiscales (Reaf) y la Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf).

La Campaña de la Renta de 2019, que se extiende entre el 1 de abril y el 30 de junio, con un apartado presencial desde el 13 de mayo, se ha mantenido.

Hacienda justificaba que no se aplazaran de entrada las autoliquidaciones en el hecho de que el 12 de marzo el Consejo de Ministros ya aprobó una medida excepcional para que las pymes y autónomos pudieran aplazar el pago de hasta 30.000 euros de impuestos hasta seis meses, con tres sin intereses. Esta medida ha sido considerada insuficiente por empresas y fiscalistas dado el importante volumen de compañías a las que no afecta.

Comentarios

comentarios