El impago del promotor de unas viviendas en Antigua deja a 12 familias en la calle

2526

La situación se complica para las 12 familias sobre las que pesa una orden de desalojo en el pueblo de Antigua (Fuerteventura). La Banca March es hoy es propietaria de la totalidad de las viviendas. Fuentes jurídicas admiten que la situación pone en peligro de desahucio a los ocupantes de las viviendas. Algunas de las familias afectadas ya se han ido, otros buscan apartamento sin demasiado éxito, «no nos queremos alejar del colegio ni la familia, pero al final tendré que irme igual que los demás, llevo cinco años con una discapacidad total para mi profesión, por accidente laboral, de la que me bajaron el grado de 40% al 30% hace año y medio y no percibo ninguna retribución económica, ni te cuento para buscar trabajo con dos vértebras desencajada, pero bueno, tampoco hemos hecho ruido, somos del pueblo y nos hemos frenado», manifiesta uno de los vecinos afectados.

La situación de los residentes es muy diversa ya que muchos creen tener el derecho a permanecer en el inmueble aunque el propietario sea el banco, «hemos firmado un contrato de alquiler durante cinco años, no hemos dejado de pagar la cuota de alquiler, tenemos Boletín, sin embargo nos vemos en la calle».

La familia que hoy ha sufrido el último de los desahucios asegura que el procedimiento de desahucio promovido sobre esta vivienda deriva de «una estafa» perpetrada por el promotor del conjunto de viviendas. El promotor, según sus testimonios, habría «hipotecado» la totalidad de las viviendas para conseguir financiación y el banco con el que fue suscrita la hipoteca reclama todas las viviendas como consecuencia del impago. «Las viviendas fueron declaradas bajo Protección Oficial hace 10 años. Al final, 6 viviendas han resultado ser de Protección Oficial y 12 viviendas serán desalojadas a la fuerza el día 6 de noviembre», expresa uno de los vecinos afectados.

Comentarios

comentarios