La imprudencia de un menor que pudo acabar en tragedia

8786
FOTO: ARCHIVO

Un joven de 10 años se precipitaba esta mañana desde una altura de unos 5 metros en el Centro Comercial Las Rotondas tras realizar unas ‘piruetas’ peligrosas al ascender por las escaleras mecánicas. El menor comenzó a realizar prácticas anómalas como piruetas y caballitos, tal y como explicaba a este medio la gerente del centro comercial, Maite de la Fuente. “El joven iba haciendo el caballito mientras subía de la planta cero a la uno, incluso fue increpado por su actitud peligrosa por alguno de los presentes, como la dependienta del stand de Dentix. Por suerte, todo quedó en un susto, pero pudo haber sido bastante grave”. Los miembros de seguridad visionaban minutos después del suceso las cámaras del centro donde se muestra al detalle lo sucedido.

El joven siguió con sus trompos durante los pocos segundos que dura el ascenso, desoyendo las advertencias, y provocando que se precipitara desde una altura de unos 4 o 5 metros. Dada la aparatosidad de la caída, los servicios de emergencia se acercaron al área comercial donde tras una primera valoración, inmovilizaron al menor, trasladándolo al Hospital General de Fuerteventura.

Comentarios

comentarios