Kika Fumero edita una guía para trabajar con menores de violencia de género

0
132

Fumero explica que “es fundamental entender la gravedad de la situación de niños, niñas y adolescentes que han vivido en primera línea la violencia de género, y saber intervenir de manera correcta en cada caso, tanto profesionalmente como desde el entorno”

En los últimos 6 años, 34 menores, 4 en Canarias, han perdido la vida como víctimas de la violencia de género

El Instituto Canario de Igualdad (ICI) ha editado la guía “Te Acompaño”, un manual dirigido principalmente a profesionales que trabajan en el ámbito de la violencia de género, pero también a personas interesadas que precisen aplicarlo con menores de su entorno. La directora del Instituto Canario de Igualdad (ICI), Kika Fumero, argumenta que “es fundamental entender la gravedad de la situación de niñas, niños y adolescentes que han vivido en primera línea la violencia de género por abusos sexuales, feminicidios de sus madres, en acogimiento para huir de maltratadores u otro tipo de violencias”.

“Son situaciones muy complicadas, que dejan muchas secuelas y que precisan de herramientas concretas para saber cómo intervenir de manera correcta en cada caso, tanto profesionalmente como desde el mismo entorno”, añade.

Como recoge el estudio, desde 2013, fecha en la que el Observatorio Estatal sobre Violencia de Género empezó a realizar el cómputo, 34 menores, 4 en Canarias, perdieron la vida a manos de sus padres, en la mayor parte de los casoy 278 en toda España quedaron huérfanas o huérfanos.

Estos datos, apunta el manual “sólo muestran una de las posibles situaciones a las que se exponen estas niñas y niños”. “Las cifras reflejan que miles sufren a diario una situación de desprotección por razón de violencia de género”.

El estudioque aborda las consecuencias en menores desde una perspectiva ampliase ha organizado en cuatro bloques, en el primero se realiza un acercamiento a la problemática desde la perspectiva de la infancia, la adolescencia, los diferentes mitos y realidades en estos periodos, la importancia del apego y la seguridad que genera.

También trata cuáles son los diferentes formas de exposición a la violencia de género como partícipes de ella desde primera línea, interviniendo para proteger a sus madres, experimentando las secuelas a consecuencia de la violencia, separación y fin de la convivencia, cambios de residencia, cambios de centro escolar, o por haber ignorado la situación, y analiza las consecuencias en estas situaciones como en jóvenes adolescentes que viven la violencia de su pareja.

En el segundo bloque desgrana las actuaciones desde el ámbito social y jurídico y contempla la intervención desde una perspectiva amplia que incluye a la familia. Propone herramientas concretas para la atención psicológica directa (individual y grupal) con menores de todas las edades, así como para realizarla de forma indirecta a través de sus madres u otras figuras de referencia.

En tercer lugar, expone la intervención en casos de mayor complejidad como el abuso sexual, los mitos, qué indicadores pueden apuntar a su existencia, cómo actuar, intervenir y prevenir estas situaciones. También analiza las complejidades que quienes pierden a su madre por feminicidio o deben entrar en acogimiento porque deben abandonar su hogar con sus madres.

El último apartado recoge recursos de interés para el cuidado de los equipos profesionales que trabajan en este ámbito así como recursos a los que pueden acudir para ampliar sus conocimientos.

 

Comentarios

comentarios