El cierre del Centro de Información para Trabajadores Extranjeros (CITE) de Fuerteventura en 2013 dejó en el limbo a unos 1.175 usuarios que aún acuden a sus puertas en busca de asesoramiento y la falta de recursos logró que un grupo de personas crease «Entre Mares» una asociación que desde entonces vela por las personas inmigrantes.

En El Magacín de Onda Fuerteventura recibimos a la técnico de inmigración, María Greco, que lleva años trabajando con la población extranjera de Fuerteventura, «el cierre del CITE dejó parada la atención continuada que ofrecían a personas desde hacía años así como los nuevos expedientes que se estaban tramitando. Ahora cumplimos tres años con la única ayuda de una subvención del Cabildo que debería distribuirse bajo criterios más equitativos, dado que algunos colectivos como Entre Mares se mantienen abiertos a muy duras penas», señaló.

En este aspecto en Fuerteventura, Cruz Roja es el único recurso con el que cuentan las personas inmigrantes para recibir la información y asesoramiento que antes prestaba el CITE.

Puedes volver  escuchar la entrevista completa aquí:

La asociación ultima los detalles de la memoria de actuaciones y proyectos que ha desarrollado a lo largo del 2016, y que verá la luz en pocos días, «hemos atendido más de 4000 solicitudes de personas migrantes de 61 nacionalidades, realizamos cursos, prestamos asesoramiento en las peticiones de nacionalidad, idioma o tarjetas de residencia familiar. Nuestro servicio pese a las condiciones de precariedad, sigue vivo gracias a la buena voluntad de las personas que trabajan y algunas aportaciones de socios», ha declarado María Greco.

Comentarios

comentarios