La asociación de vecinos de El Charco vuelve a concentrarse el lunes 19

0
244

Frente a la puerta de la central eléctrica, ayer se concentraron los vecinos de la Asociación El Charco para solicitar el traslado de la zona. «Tenemos catorce motores, tres turbinas de gas y nuevos motores de fuel oil que son los que más contaminan. Tenemos motores del año 1975 que generan poca potencia pero son los que más azufre echan a la atmósfera» destacó Mariola Ceballos, portavoz de la asociación de vecinos Los Horno de Cal que convocaron el acto reivindicativo que apoyaron unas 140 personas. Los vecinos han recordado en El Magacín de Onda Fuerteventura los tres objetivos «lo primero es evitar que se aumente la potencia que tiene la Central Eléctrica (actualmente en 230 megavatios), el segundo es que se retiren esos motores obsoletos y como último punto es establecer una ruta de trabajo para ver cuánto tiempo necesita la Central y nuestros políticos para desmantelarla completamente», recordaron.
Puedes volver a escuchar la entrevista completa aquí:

central1
Mariola Ceballos agradeció la participación vecinal y explicó la hoja de ruta de la Asociación, «estamos recabando documentación y estadísticas, realizamos una encuesta a pie de calle de tipo sanitario en la que preguntamos a los vecinos la sintomatología para saber cómo les afecta la cercanía de la Central Eléctrica Unelco para valorar el impacto». Los vecinos llevan meses buscando informes y documentación del Gobierno de Canarias, «queremos establecer un dossier lo suficientemente amplio para que nuestras peticiones sean basadas en unos hechos reales, no en ideas ficticias», aclararon.
central2
Oscar Hernández explicó que no toda la información de la Central de la Unelco ha sido publicada, «ni siquiera el ayuntamiento no hace estudios de isonometría aunque cuenta con los aparatos necesarios». Pese a que la concentración contó con algunos responsables políticos los vecinos lamentaron ausencias, «tenemos que decir que no participó ningún representante del ayuntamiento y del cabildo, cuando son conscientes de la alarma social que está generando este tema y de las competencias que tienen en sus manos».
Un malestar general en el que coincidieron todos los miembros de la Asociación, «tocan todos los temas pero siempre nos abandonan. Necesitamos el apoyo de los políticos, como ha ocurrido en Yaiza, pero vamos a llegar a nuestro fin», señaló Rosa Delia Armas.
Además de su desmantelamiento y traslado a otro emplazamiento más alejado de la población en un plazo mínimo de diez años y máximo de veinte, los vecinos solicitan a Endesa que no aumenten su potencia. «Lanzarote cuida más su medio ambiente, en Yaiza ya se han propuesto los vecinos elimiar las estaciones eléctricas y lo han conseguido con el apoyo del Cabildo y del Ayuntamiento. ¿Dónde están nuestros representantes políticos?, queremos que se mojen. Lo pedimos día a día», resumieron los miembros del colectivo.