La calle, el refugio de los jóvenes migrantes en Fuerteventura

La situación de cada noche a las puertas de Cáritas en Puerto del Rosario es de desesperación. Inmigrantes esperando en la calle a que les concedan plaza y personas que tienen que pasar la noche sin un techo.

A las personas que llegan para pedir asilo en Fuerteventura se unen las que llegan en patera. Es una situación de emergencia, y es que la red de acogida está desbordada. El Cabildo insiste en que es el ministerio quién debe dar una solución en la apertura del Centro de Internamiento de Extranjeros «la red está desbordada y satura todas las redes de atención».

 

.

Comentarios

comentarios