La Dirección de Hotel Princess aclara su postura al sindicato Alternativa 51

0
2009

Ante la convocatoria de manifestación de forma unilateral por parte del sindicato ALTERNATIVA 51 el Hotel Princess quiere informar a todos los interesados:

  1. Fuerteventura Princess (Jandia Resort S.A.) Respeta el derecho a convocar dicha manifestación  por parte del mencionado  sindicato pero rechazamos  el motivo y las formas en que justifican la convocatoria por no corresponderse a la realidad
  2. La empresa nunca se ha negado a reunirse para tratar   todo lo relacionado con las condiciones de trabajo y sistema de remuneración de sus trabajadores , habiendo constancia por escrito de ello.
  3. Respetamos y reconocemos al Comité de Empresa como  máximo órgano de representación legal de todos nuestros trabajadores e informamos que, con el fin de salvaguardar los intereses colectivos, solo pactaremos mejoras  laborales  ante dicho órgano y nunca ante sindicatos minoritarios.
  4. El acuerdo de condiciones de trabajo y remuneración salarial ,suscrito en el año 2012, es un acuerdo totalmente vigente, cumple con la normativa legal establecida, fue firmado con acuerdo  por  el comité de empresa y refrendado por los trabajadores. Dicho acuerdo también fue  aprobado por los mismo miembros sindicales que hoy se manifiestan en contra.
  5. Respetamos siempre los Acuerdos   establecidos con los trabajadores y cumplimos con la legalidad vigente. Las cargas  y turnos de trabajo vienen definidas en dicho acuerdo y su cumplimiento lo avalan las sentencias judiciales falladas al respecto.
  6. Cumplimos y mejoramos los porcentajes de contratos indefinidos que establece el Convenio Colectivo de la Provincia de Las Palmas de GC y no abusamos de la temporalidad en nuestros contratos.

Por lo tanto HOTEL FUERTEVENTURA PRINCESS (JANDIA RESORT S.A.)   Rechaza tajantemente la celebración de dicha manifestación por realizarse de forma unilateral,  sin respaldo entre el colectivo de los trabajadores ya que dicha manifestación no ha sido secundada por el comité de empresa sino  solamente por una minoría de los trabajadores y por considerarla irresponsable  al  dañar la imagen de nuestra empresa ante la opinión pública, nuestros clientes y nuestros colaboradores.