La estrategia que usaban en Canarias para robar bebés

Robar un bebé no debería ser algo fácil, pero en España, y especialmente en Canarias, ocurrió impunemente entre 1940 y 1990. El último informe del Defensor del Pueblo estima que hay al menos 1.414 casos abiertos en los tribunales relacionados con el robo de niños, entre ellos el de Gonzalo.

Según informan Lili Concepción, cuya madre fue una de las víctimas, durante ese medio siglo robar niños resultó muy simple para monjas, curas y otros que quisieran traficar con bebés. En El Magacín de Nuria González contamos con el testimonio de Liberia Hernández, Consuelo del Cid y Rosa Espí Marco.

David Carracedo, diputado del grupo confederal Unid@s Podemos y vocal de la Comisión de Derechos de la Infancia y Adolescencia en el Congreso; y Manuel Marrero, diputado del Grupo Parlamentario Podemos Canarias, han logrado este viernes el compromiso del Diputado del Común de “abrir una queja de oficio” sobre la multitud de casos de bebés robados abiertos en las Islas para “remitirla posteriormente a la Fiscalía”. Tras la reunión con Carracedo y Marrero, el propio titular de la Institución, Rafael Yanes, ha comentado que “he tomado la decisión” porque “hay muchos casos, y varios colectivos, por lo que incluiré el máximo de testimonios posible de las víctimas, porque echamos de menos que haya una actuación de la Fiscalía, a la que se lo remitiremos”.

Al respecto, Marrero se ha mostrado satisfecho de “haber implicado en nuestras reivindicaciones a una institución que depende del Parlamento y que defiende a la ciudadanía frente a los incumplimientos de las administraciones”.

El robo de bebés llega a juicio

El fiscal pide para él 11 años de cárcel por los delitos de detención ilegal, suposición de parto y falsedad en documento oficial. Vela trabajó en la clínica San Ramón, epicentro de las denuncias por robo de bebés, entre 1961 y 1981. Su mano derecha era María Gómez Valbuena, la monja imputada en una causa similar, fallecida en 2013, cuatro días después de ser citada a declarar ante el juez. En 1981, la policía llegó a detener a seis personas por un posible tráfico de recién nacidos que apuntaba a San Ramón, pero las investigaciones no prosperaron, aunque la clínica fue clausurada.

 

Comentarios

comentarios