La Gomera, El Hierro y La Graciosa saltan mañana a la FASE 1 de la desescalada

0
1052

El Plan Nacional hacia la «nueva normalidad» contempla la apertura de las playas, más allá del paseo, el surf o nadar, explicó Torres en su ya tradicional comparecencia dominical. Pero para llegar a eso, aún quedan días. De momento, y aunque hay muchas posibilidades de que otras islas puedan entrar en el siguiente turno, no será antes del día 11. «Antes hacíamos 700 test diarios y salían 100 positivos; ahora estamos haciendo 3000 y ayer hubo solo 9″. Los datos actuales de Canarias son los más favorables desde marzo

Canarias será el primer punto de España en iniciar la desescalaa. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lo confirmó el pasado martes. Desde ese momento sabíamos que tres Islas: La Gomera, El Hierro y La Graciosa, junto con la isla balear de Formentera, anticiparían la salida del confinamiento en la aplicación del plan de desescalada establecido por el Gobierno a partir del 4 de mayo, debido a que en estos territorios la incidencia del coronavirus ha sido inferior.

El Parlamento aprobará esta semana el decreto de prórroga del estado de alarma, ha asegurado Torres. La fase 1, a partir del próximo día 11,  implicará medidas de reapertura del pequeño comercio y de terrazas de bares y restaurantes con limitaciones de ocupación y con otras medidas de protección.

En el caso de las tres islas de Canarias ‘afortunadas’, La Graciosa no ha registrado hasta la fecha ningún caso de coronavirus, mientras que La Gomera ha sufrido diez y El Hierro, cuatro. Pero estas dos últimas islas tampoco tienen ya casos activos de Covid-19.

ECONOMÍA

Torres ha pedido al Gobierno de España que en la desescalada, con respecto al Comercio y Turismo de Canarias, se tengan en cuenta las demandas canarias. Incluso que pueda adelantarse la reapertura.

Pedro Sánchez ha explicado a los presidentes autonómicos cómo se repartirán los 16.000 millones del fondo no reembolsable que pondrá en marcha el Gobierno. 10.000 de esos millones irán a parar a la cobertura del gasto sanitario y se distribuirán entre las comunidades autónomas en función de la incidencia que el virus haya tenido en cada uno de los sistemas sanitarios.

Los 1.000 millones destinados al gasto social se distribuirán proporcionalmente en función de la población y los 5.000 restantes en función de la caída de los recursos propios como consecuencia del parón económico.

Además, la distribución se la hará en tres tramos: uno de 6.000 millones y otros dos de hasta 5.000 millones en el segundo semestre del año.

 

 

Comentarios

comentarios