La historia de un barrio contada por sus habitantes: ‘Las 56 Viviendas’

0
339

La Semana Literaria de Puerto del Rosario presenta mañana, a las 20:00 horas, en la Biblioteca Municipal de la capital, «Las 56 Viviendas. Memorias de un Barrio 1957-2017» solidado. Una obra que da voz a los vecinos, al valor etnográfico y a la historia colectiva de Puerto del Rosario.

 

El libro repasa, década a década, una historia de altos y bajos, de relaciones vecinales que rozan lo familiar, la expansión del antiguo Puerto Cabras y los momentos históricos paralelos al crecimiento demográfico que experimentó la capital de la Isla. Se trata de un trabajo coordinado por el concejal de Cultura, Alejo Soler, y desarrollado por el personal de la Biblioteca Municipal, historiadores y un equipo de colaboradores.

La idea principal de este proyecto histórico es rescatar el concepto de barrio como un pueblo, una memoria de barrio que dibuja un imaginario espacial concreto, es decir, lo que es propio y lo que está más alejado, las fronteras en forma de edificios y calles donde acaba lo que se considera parte de lo cotidiano, los lugares vinculados a la emoción y el simbolismo. Todo ello no sólo dibuja un lugar de hábitat sino un espacio relacionado con el trabajo, el propio y el ajeno, dado que se mantienen recuerdos de un pasado que la obra, y el trabajo documental, tratan de rescatar.

Tomando como referencia las grabaciones realizadas por Mª del Carmen Cabrera y Patricia Escoto, y la documentación de Francisco Cerdeña, se ha podido analizar la relación entre los vecinos y trabajadores del barrio de las 57 Viviendas y la vida de Puerto Cabras. Las entrevistas realizadas han permitido conocer cómo percibían el barrio sus propios habitantes y además tener un visión de lo que suponía la vida alrededor de una capital que sufrió un auténtico ‘aluvión’ poblacional. Los autores destacan este barrio como un lugar de concentración de trabajadores y de actividad social donde sus habitantes tejían su día a día.

Los vecinos crearon una comunidad interior solidaria donde todos eran “una gran familia” y donde todos se conocían. 

 

Comentarios

comentarios