Pedro Amador se defiende contra la denuncia del Ayuntamiento de La Oliva

334

El pasado 15 de octubre el Gabinete de Prensa del Ayuntamiento de La Oliva difundía una nota de prensa en la que se anunciaba la interposición de una querella criminal contra el ex alcalde Pedro Amador y un asesor jurídico externo por una serie de delitos en relación a un supuesto abono de cantidades a la empresa Nombredo, propietaria de la urbanización Origo Mare de Majanicho.

Según esa nota del propio Ayuntamiento, en el escrito de denuncia se les atribuye entre ambos la presunta comisión de los delitos de tráfico de influencias, malversación, deslealtad profesional, falsificación de documentos públicos, administración desleal y usurpación de funciones públicas.

La decisión de presentar esta querella tiene su origen en el reconocimiento por parte del Ayuntamiento de La Oliva a la entidad Nombredo SL, a través de los decretos dictados por el ex alcalde Pedro Amador, de una serie de gastos de mantenimiento y otros servicios relacionados con la urbanización Origo Mare, por un importe de 439.043,45 euros en concepto de abono de facturas, y otros 26.807,70 euros en concepto de indemnización, 465.851,15 euros en total.

Pedro Amador señala que la querella carece de fundamento y relata los hechos. “Siendo alcalde de La Oliva pusimos en marcha una iniciativa del grupo Votemos La Oliva que pedía cobrar la deuda que mantenían con el Ayuntamiento una serie de sujetos, de modo que acabásemos con la morosidad. Entre los morosos figuraba la empresa Nombredo SL, nos pusimos en contacto con ellos para cobrar la deuda que tenían con el Ayuntamiento y nos dan a conocer una sentencia del 2 de febrero de 2009 que condenaba al Ayuntamiento a asumir parte del coste del mantenimiento de los servicios públicos de la urbanización Origo Mare. En aquel momento, siendo alcaldesa Claudina Morales no asumió la sentencia, por lo que Nombredo dejó de pagar los impuestos municipales para compensar lo que el Ayuntamiento debía asumir según aquella sentencia”.

Según señala Amador “cuando conocimos la sentencia, encargué un informe al asesor jurídico externo que teníamos contrato, que es practica habitual en el Ayuntamiento de La Oliva por la notable escasez de recursos humanos -el gobierno actual también tiene asesores jurídicos que no son funcionarios públicos-. Aquel informe relataba una serie de compensaciones económicas entre Nombredo y el Ayuntamiento, fundadas en aquella sentencia que la mentora del alcalde Blanco no acató”. Con ese informe, Amador dictó un decreto en noviembre de 2016 cuantificando la deuda y otro en febrero de 2017 fijando la deuda.

En el transcurso del procedimiento, Amador dicta el 5 de mayo de 2017 la suspensión del mismo para aclarar si el mismo se había hecho de forma correcta, lo que la legislación de procedimiento administrativo llama revisión de oficio de actos propios. Esa revisión paraliza el procedimiento, es decir, no se había abonado ni compensado cantidad alguna porque el acto administrativo no se había llevado a término.

En el documento del 5 de mayo de 2017, el entonces alcalde Pedro Amador solicita a la entonces secretaria de la corporación, que había ratificado todo el procedimiento, que emita un informe sobre si existen indicios de nulidad en el procedimiento, además de otros requerimientos entre los que se encontraban en último paso elevar el expediente al Consejo Consultivo de Canarias para que emitiese dictamen sobre el procedimiento.

“El 16 de mayo prosperó una moción de censura por lo que era el nuevo gobierno el que debía elevar el expediente al Consultivo, lo cual no hicieron, sino que el 17 de diciembre de 2017 vuelven a firmar una nueva solicitud de dictamen al Consejo Consultivo. Pero, la sorpresa es que ese documento firmado en diciembre lo envían el 18 de junio de 2018. Ante esto el Consultivo responde el 24 de julio que la solicitud está caducada ya que entre la firma del documento de solicitud dictamen y su remisión al órgano no deben pasar más de 10 días y este gobierno dejó pasar más de seis meses”, señala Amador. “Es decir, a día de hoy el Consejo Consultivo no se ha pronunciado sobre la tramitación de este procedimiento”

“Ahora, el 15 de octubre el alcalde Blanco, usando el gabinete de prensa de la institución, emite un comunicado en el que anuncia esta querella alegando que existe un informe de un técnico municipal que dice que durante mi época como alcalde de abonaron una serie de facturas a esta empresa. Hecho que es rotundamente falso, por lo que el 18 de octubre solicité al Ayuntamiento certificado sobre los pagos o compensaciones a esta empresa. El 9 de noviembre se me contesta en un escrito ,firmado por el propio alcalde Blanco y la secretaria de la corporación, que contiene un informe del interventor municipal donde, de manera literal se dice que `no constan cantidades reconocidas, abonadas ni compensadas a nombre de Nombredo SL por que concepto “mantenimiento de la Urbanización Origo Mare´, por lo que el alcalde miente”.

“Es importante que quede claro que yo ni aboné ni compensé cantidad alguna a esta empresa, porque el procedimiento no se finalizó. Son completamente falsas las afirmaciones que hace el alcalde Blanco”, sentencia Amador.

Para Pedro Amador “estamos ante un hecho extremadamente grave, porque tenemos un alcalde que presenta una querella falsa e infundada. Es muy grave que un alcalde no se informe primero de las cosas antes de salir así a los medios de comunicación y poner en tela de juicio a mi persona”.

“En estos momentos la querella no ha sido admitida a trámite ni tengo conocimiento oficial de la misma, lo que sé de ella es a través de los medios de comunicación”, apunta Amador, que destaca que “lamentablemente soy víctima de una campaña de acoso y derribo, llevan meses intentando desprestigiar mi persona saliendo a la prensa con informaciones falsas. Ese es el precio que tengo que pagar por hacer oposición real a un gobierno de boquilla, un gobierno agotado y sin ideas; esta es la nueva política que el alcalde Blanco anunciaba a bombo y platillo cuando entró como elefante por cacharrería a la alcaldía”.

“El alcalde Isai Blanco es un mentiroso compulsivo, miente a sabiendas y utiliza este tipo de informaciones falsas para distraer la atención ante la quietud de su gobierno fracasado”.

Amador también subraya que esta “querella falsa e infundada es fruto de mis actuaciones en relación a la empresa Colaboración Tributaria, adjudicataria del servicio de recaudación municipal, cuyo cobros por encima del precio establecido en contratodurante la época de Claudina Morales, que denuncié y que ha sido ratificado por elTribunal Superior de Justicia de Canarias”.

Sobre este asunto Pedro Amador ha presentado un escrito en el Ayuntamiento de La Oliva, dirigido al alcalde y al interventor, en el que se solicita que se retengan en los próximos pagos las cantidades que no procedía abonar a la empresa Colaboración Tributaria, y que la ex alcaldesa Claudina Morales abonó en el año 2014 un exceso de 263.254 euros y de 23.479 euros en el año 2015.

Pedro Amador concluye “ni si quiera espero una disculpa de Blanco porque no es su estilo, pero sí espero que se igual de diligente y lleve ante la justicia las acciones que sí son reales y demostrables de su mentora Claudina Morales, que si han supuesto un quebranto para las arcas municipales”.

NOTA: Se adjunta certificado de la Intervención Municipal de fecha de 6 de noviembre de 2018 y escrito dirigido por Pedro Amador al interventor municipal de fecha 12 de noviembre de 2018.


Comentarios

comentarios