La Mesa por la Unidad Nacionalista se suma a la manifestación y exige que la sanidad de Fuerteventura salga de la UVI

0
167

Como nacionalistas y defensores de la isla, nos parece indignante que sean los propios enfermos los que tengan que luchar por que se les apliquen las medidas diagnósticas y los tratamientos que necesitan y tengan que manifestarse a pleno sol frente a la puerta del hospital para luchar por su salud.

Desde la mesa manifestamos nuestra solidaridad y respeto con los enfermos y sus familias en su reclamación de una sanidad digna para Fuerteventura y nos sumamos a la manifestación del día 23 de septiembre.

Hemos defendido y seguimos defendiendo que el nacionalismo auténtico tiene a las personas en el número uno de la lista de los objetivos políticos y que su salud y bienestar son la máxima prioridad, algo parece que los actuales responsables del gobierno insular y autonómico CC y PSOE lo han olvidado, puesto que unas veces por acción y otras por omisión permiten el atropello a los que se ven sometidos los majoreros permitiendo que tengamos que sufrir una sanidad de segunda, precaria y con un déficit histórico de medios y personal humano.

Rechazamos los recortes y privatizaciones propugnados por las políticas del Partido Popular que agravan la crisis de la sanidad en el Estado y en Canarias. Pero con la misma energía denunciamos las actuales políticas del Gobierno Canario más preocupado en desmantelar las actuales leyes de ordenación de las islas que de los servicios públicos.

Desde la Mesa por la Unidad Nacionalista no nos explicamos cómo se sigue manteniendo proyectos faraónicos como el monumento de Tindaya cuyo coste puede llegar a más de 70 millones de euros y no haya dinero para dotar a la isla de una unidad de oncología o de un equipo de radioterapia para que nuestros enfermos de cáncer no tengan que salir de Fuerteventura para recibir tratamiento.

Denunciamos que se dediquen miles de euros en partidas para más cemento y asfalto y no se habilite presupuesto para apoyar un servicio de urgencias con ambulancia medicalizada con dedicación total para el sur de la isla. Nos sumamos a los pacientes y sus familias cuando expresan su frustración:” de que nos sirve un auditorio o un eje norte y sur si nuestra salud empeora y no recibimos tratamiento por las listas de espera o no llegamos al hospital porque no hay medio de transporte adecuado”

No se nos ocurre porque motivo los ciudadanos de la isla deben sufrir la doble insularidad obligándoles a trasladarse a otras islas para recibir atención especializada y sufrir listas de espera incluso para el diagnóstico de enfermedades graves. Y porque no se planifica ya un hospital para atender las necesidades de la zona sur de Fuerteventura.

Nos sumamos a las reivindicaciones del personal sanitario de la isla en su defensa de una sanidad pública sin recortes que les permita dar una asistencia adecuada a sus enfermos.

Nos alegramos en su día a que se impartiera la formación universitaria de enfermería. Pero nos preguntamos qué les espera a estos profesionales en su tierra si se recortan los fondos para la sanidad como está ocurriendo actualmente.

Desde la Mesa por le unidad Nacionalista propugnamos un cambio de política en canarias y en la isla de Fuerteventura y que se reflejen en los presupuestos de la Comunidad y el Cabildo las la prioridad sanitaria con un incremento de las partidas necesarias para una prevención y una asistencia digna que saquen a la sanidad majorera de la UVI donde se encuentra y si no son capaces, que se dejen de engaños y dilaciones y dimitan.

Comentarios

comentarios