La Oliva da 15 días a empresas de buggies y quads para acreditar su legalidad

613

El Ayuntamiento de La Oliva ha dado un paso adelante en el control de actividades dañinas con el territorio mediante la aprobación esta semana de un decreto que impone medidas cautelares a las excursiones en buggies y quads en el municipio, y da quince días a estos negocios para que demuestren que cuentan con los permisos necesarios para realizar su actividad.

El alcalde de La Oliva, Isaí Blanco, compareció esta mañana en rueda de prensa explicando esta medida que significa “un primer movimiento de este grupo de gobierno para dar un sentido real al concepto de Turismo Sostenible. Queremos que las cosas comiencen a cambiar en La Oliva, y para ello debemos comenzar protegiendo nuestros valores naturales, ambientales, culturales, etnográficos… de manera que la actividad turística sirva para interpretar y disfrutar estos valores, y no para destruirlos”.

Acompañado de los concejales de Medio Ambiente, Oliver González, la concejala de Urbanismo, Planeamiento y Licencias de Actividad, Omaira Saavedra, y el abogado David Ávila, representante de la plataforma que ha recogido más de 2.000 firmas por Internet pidiendo el cese de estas excursiones, el alcalde de La Oliva, y titular también de las áreas de Turismo y Seguridad Ciudadana, dio a conocer una serie de medidas cautelares por las que el ayuntamiento prohíbe:

  • El paso de excursiones a menos de 500 metros de poblados y viviendas (con excepción de las carreteras generales y travesías, por estar estas segundas bajo competencias del Cabildo).
  • La apertura de nuevos caminos o pistas o cualquier tipo de vía circulatoria.
  • El uso de garajes como talleres sin la correspondiente licencia.
  • Almacenaje de carburantes en locales o aparcamientos.

Asimismo, se insta a los notificados a presentar en un plazo máximo de quince días hábiles a presentar toda la documentación –se cumple el 1 de septiembre-, si la tuvieran, que justifique que cuentan con los permisos o autorizaciones necesarias para llevar a cabo esta actividad. El decreto recoge también que, de no demostrar la licitud de su actividad, el Ayuntamiento podrá decretar la <<prohibición definitiva>>.

dav

El alcalde de La Oliva explicó que se ha actuado ante “la preocupación que ha despertado en este grupo de gobierno las continuas protestas de los vecinos y todo tipo de sectores sociales y económicos con respecto a las molestias que estaban generando esta actividad”. Ante estos hechos, la semana pasada tuvo lugar una reunión con todos los departamentos municipales competentes -Licencias, Urbanismo, Medio Ambiente, Jurídico y Seguridad Ciudadana-, y representantes de colectivos vecinales, “en la que se puso de manifiesto que en el Ayuntamiento no constaba ningún tipo de licencia concedida a ninguna de estas empresas para ejercer la actividad, ni tampoco para las actividades paralelas en las que esta institución es competente, como son las industriales de taller o usos de carburantes. Entonces, ante el agravio comparativo que supone con respecto a los negocios que sí cumplen con las normativas, se les ha dado un plazo de quince días para que justifiquen en base a qué autorizaciones están desarrollando su actividad en el municipio”.

Durante estos quince días, añadió el concejal Oliver González, “nuestra Policía Local realizará un seguimiento especial para asegurar que las empresas notificadas cumplen con las medidas cautelares, y levantarán acta de en caso de incumplimiento. También estarán prevenidos para identificar a otras posibles empresas que no hubieran sido notificadas, ya que no obra ningún tipo de registro de actividad. Además, con la prohibición de acercarse a las viviendas se establece no podrán transitar por el interior de pueblos como El Cotillo o pasar por Majanicho, con el peligro que ello conlleva, y pedimos a los ciudadanos que si observaran que se respetan la distancia de 500 metros, pueden avisar directamente a la policía local, en el teléfono 928866107”.

Omaira Saavedra concretó que estas medidas cautelares nos son impedimento para que continúe adelante la tramitación de la ordenanza reguladora de este tipo de vehículos, cuya aprobación está prevista para el pleno de septiembre. “Queremos diferenciar entre la ordenanza reguladora de los vehículos, que aunque contiene algunas consideraciones relativas a las empresas, se refiere principalmente a la normativa de los vehículos en sí, tanto de particulares como de las excursiones. Los particulares que cumplan la normativa podrán seguir circulando. Sin embargo, una actividad tan intensiva como las excursiones, con varios negocios con caravanas de más de 30 vehículos haciendo excursiones varias veces al día… es algo completamente insostenible, especialmente cuando circulan dentro o muy cerca de espacios protegidos como zonas ZEPA o de Especial Conservación”.

David Ávila, en representación de la plataforma que ha recogido miles de firmas, declaró que “este paso habla bien a las claras de las intenciones que tiene ahora el Ayuntamiento de proteger el territorio y promover un turismo que resalte el principal valor de Fuerteventura como destino, que son la naturaleza y la tranquilidad”, aunque destacó también que, en su opinión, las medidas adoptadas “podrían ser incluso más restrictivas, teniendo en cuenta el gravísimo daño que están ocasionando las excursiones de buggies y quads”.

Cabe recordar que han sido determinantes en la toma de esta decisión por parte del Ayuntamiento las firmas presentadas por ciudadanos exponiendo que las excursiones de bugys, quads, a su paso por El Cotillo, <<Llegan por el camino de tierra hasta el Tostón levantando toneladas de polvo… Es insostenible la cantidad de RUIDO, POLVO, SUCIEDAD Y MAL OLOR que tenemos que sufrir cada día varias veces. Aparte que son un peligro para los niños que juegan …pasan por las zonas protegidas tipo ZEPA, ZEC etc, actividades que nada tiene que ver con la protección y conservación del medio ambiente…Exigimos a las autoridades que se prohíba de inmediato el paso de estas excursiones por el pueblo de El Cotillo>>. Sumando estas firmas y la iniciativa abierta por Change.org, casi 2.500 ciudadanos nos han pedido suprimir esta actividad”.

Isaí Blanco señaló que “a estas firmas hay que añadir las quejas que nos han trasladado directamente varios colectivos que desarrollan actividades turísticas sostenibles como senderismo o rutas en bicicleta, o vecinos que salían a correr y han dejado de hacerlo porque no se atreven por el paso continuo de estas excursiones. Vista la situación, legal y social, no quedaba otra opción que actuar inmediatamente para, en menos de una semana, comunicar el decreto a las empresas y aplicar las medidas cautelares”.

También hay que informar que ese decreto se ha notificado a las cinco empresas que a día de hoy se conoce que están operando, según una batida de reconocimiento realizada por la Policía Local en febrero de este año, pero que se notificará igualmente a otras empresas que pudieran aparecer.

Por último, el alcalde de La Oliva quiso destacar que “esta administración no tiene nada en contra de la actividad empresarial y turística, sino al contrario, queremos favorecer que las actividades turísticas se desarrollen en equilibrio con otras empresas y con el respeto al territorio. Con la información que por el momento obra en nuestro poder, la actividad de excursiones en buggies y quads es incompatible con la protección de los espacios protegidos y con el desarrollo de otras excursiones de senderismo, bicicleta o turismo medioambiental”.

Comentarios

comentarios