La Oliva inicia la campaña de control de gatos callejeros

0
223

El Ayuntamiento de La Oliva inicia la campaña de control de gatos callejeros junto a los veterinarios y las protectoras de animales del municipio. El proyecto contempla continuar con el censo, dar tratamiento sanitario a los ejemplares ejecutando el protocolo CER (Capturar, Esterilizar, Retornar) y dar formación y autorización individual a los voluntarios que participan en la campaña

El Ayuntamiento de La Oliva ha dado un paso más en la Campaña de Gestión de Colonias Felinas, acordando con las clínicas veterinarias y las asociaciones protectoras de animales del municipio las acciones a seguir para ejecutar este proyecto a lo largo del año. La institución recuerda que en ningún caso se contempla dañar a los animales, sino que el proyecto se ejecutará siguiendo el protocolo CER (Capturar, Esterilizar, Retornar).

El Ayuntamiento y los mencionados colectivos trasladan a la población que esta campaña es muy importante por motivos medioambientales y sanitarios, dado que los gatos callejeros suponen una amenaza para la fauna silvestre, y pueden traer problemas de salud pública como potenciales transmisores de enfermedades. Además, la campaña permitirá reducir las molestias que ocasionan estos animales en las zonas urbanas, especialmente en las épocas de celo.

Desde las concejalías de Medio Ambiente y Salud Pública, la Campaña de Gestión de Colonias Felinas contempla acciones como continuar con el censo de colonias de gatos callejeros y asilvestrados, dar tratamiento sanitario y esterilizar a los ejemplares con el apoyo de los profesionales veterinarios del municipio, coordinar, formar y autorizar a las protectoras de animales y a los voluntarios particulares que actúan en las colonias ya localizadas, y evitar el abandono favoreciendo la adopción de ejemplares.

El concejal de Medio Ambiente, David Fajardo, señaló que «el trabajo previo de coordinación con el colectivo de veterinarios y las protectoras ha sido fundamental para contar con este plan de acción. Les agradecemos a todos ellos su implicación y compromiso», destacando también que «sin la participación ciudadana, este proyecto no puede funcionar, de modo que invitamos a todas las personas interesadas en este tema a ponerse en contacto con nosotros y colaborar».

Colaboración de los propietarios de gatos

En este sentido, el colectivo de veterinarios ha recordado a los propietarios de gatos que el microchip es obligatorio, y la importancia que tiene esterilizar a sus animales, aprovechando para invitarles a identificarlos con collares o chapas para dejar claro que tienen dueño.

Gestión de colonias y voluntariado

Dentro de esta campaña, el Ayuntamiento de La Oliva otorgará una autorización nominal e individual a los voluntarios que trabajen en las colonias ya localizadas. Serán estos puntos donde único se permitirá la alimentación y donde se realizará la captura de ejemplares para su tratamiento sanitario, esterilización y retorno.

Las sociedades protectoras de animales llevan tiempo trabajando en la fase previa de la campaña, localizando colonias y dialogando con las personas que alimentan a los gatos callejeros. Alimentar animales silvestres no sólo está prohibido, sino que lejos de ayudar a los animales, lo que provoca es su multiplicación, favoreciendo la propagación de enfermedades y la atracción de otros animales como insectos o roedores.

De este modo, se traslada a las personas que estén realizando esta práctica, que deben ponerse en contacto con el Ayuntamiento. En caso de alimentar animales silvestres sin esta autorización, la Policía Local puede actuar y sancionar a quienes no cumplan esta norma.

Cualquier persona interesada en participar en la campaña y en contar con esta autorización puede solicitarlo contactando con la Concejalía de Medio Ambiente en el correo electrónico medioambiente@laoliva.es, o acudiendo a las oficinas municipales en La Oliva (c/ Emilio Castellot, nº2).

La concejalía de Medio Ambiente formará a estos voluntarios y miembros de las asociaciones de defensa de los animales que trabajen en la gestión de las diferentes colonias, y que se encargarán de elaborar una ficha censal por cada animal y de seguir los protocolos de captura para su esterilización, marcado y tratamiento sanitario.

Una amenaza para la fauna autóctona

Tanto los propietarios de gatos como las personas que alimentan ejemplares en la calle deben ser conscientes que, en un municipio como La Oliva, donde los núcleos urbanos lindan con el medio natural, los gatos son una amenaza para la fauna autóctona.

Al ser una especie depredadora, no importa si están alimentados o no, porque cazan por naturaleza, mermando la población de fauna silvestre. Numerosos estudios avalan esta realidad, en que un solo gato puede cazar cientos de animales a lo largo del año. En una isla como Fuerteventura, esto supone un grave peligro para para endemismos únicos y protegidos como la tarabilla canaria, la hubara, la musaraña, la lisneja o el lagarto atlántico majorero.

Una campaña por Salud Pública

Los gatos sin propietario que viven en zonas urbanas pueden portar parásitos como pulgas y enfermedades que pueden llegar a transmitirse a los seres humanos. De ahí que la atención sanitaria y desparasitar a los ejemplares permita prevenir posibles focos infecciosos asociados a estas colonias.

Censo y control reproductivo

El censo municipal de animales de compañía en La Oliva tiene registrados 1.247 gatos, siendo el objetivo de la campaña continuar con este proceso de registro. Desde el ayuntamiento se recuerda que la identificación de estos animales es obligada en base a la Ley 8/91 de animales de Canarias y la Orden de 29 de junio de 1998, por la que se determinan las marcas y métodos de identificación de perros y gatos.

Las colonias de gatos callejeros son agrupaciones de felinos debidamente registrados, saneados y esterilizados, en espacios públicos cuidados y controlados por organizaciones y entidades protectoras de animales sin ánimo de lucro. La experiencia en otras ciudades, ha demostrado esta solución como la más eficaz para lograr el equilibrio de la convivencia de estos animales en la ciudad, garantizando su bienestar.

Comentarios

comentarios